Debate Taurino Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
Debate Taurino
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6

CITA(Confederado @ 21/09/2007 - 02:36) *

Yo no he dicho que una corrida de toros sea el reflejo fiel de lo que ocurre en la Naturaleza, ni siquiera la cría de ganado bravo. Sí he dicho que de todo el ganado que cría el Hombre, casi exclusivamente (tendríamos que incluir al cerdo ibérico, y algunas fincas de caballos), el ganado de lidia es el ÚNICO QUE VIVE Y PASTA EN SU HÁBITAT EN REGIMEN DE SEMI-LIBERTAD. De todos los que cría el Hombre, es el que más se acerca a una existencia natural. Ésto es un hecho, y las dehesas son un baluarte ecológico de gran riqueza cinegética, pulmón atmosférico, reserva de vida y refugio de muchas especies en extinción en toda Europa. Una red de miles de kilómetros cuadrados que ningún estado del mundo podría mantener de manera pública. Ésto solo en sí mismo debería ser una alegría para aquellos que se consideren ecologistas y amantes de los animales y la Naturaleza. Dice usted que defienden a todos los animales, sin embargo cargan las tintas en contra de la tauramaquia, precisamente la que provoca un mejor trato en la cría del animal. Antes de correr hay que andar, les aconsejo que orienten sus esfuerzos en conseguir que el resto del ganado viva igual de bien que el toro de lidia, si tanto les importa su sufrimiento. Una vez conseguido éso, podrían dar el asalto final de acabar toda explotación ganadera, sin que sus actuaciones tengan el estigma de hipocresía que ahora tienen.
Ahora, discrepo totalmente de su visión de cual debe ser el papel del Hombre en la Naturaleza. Deduzco por sus palabras que usted no come, ni carne, ni pescado. Ni viste, (nada de lana, alpaca, cuero…), ni gasta calzado. Si está en contra del sistema de explotación animal actual…, ya me dirá, casi todo proviene de ahí…, si no su actitud me sigue pareciendo hipócrita. Ahora si me dice que sólo consume carne de caza o pesca, le diré que aunque usted no lo haga, el trabajo sucio al final lo tiene que hacer alguien, para satisfacerle a usted, aunque usted mire para otro lado. Y la caza es sangrienta, créame. Y no es que el hombre sea cruel. Es que la caza en la Naturaleza, vea los documentales, es así, sangrienta. Y no digamos de lo que es la pesca, desgarrar la boca de un pez, arrancarle del tirón el anzuelo y dejar que se asfixie…, no, seguro que usted tampoco come pescado. Porque ya me dirá usted como se pesca sin matar al pez, sin que sufra lo más mínimo… Me imagino, que aunque ésto le desagrade, no tiene más remedio que vestir y comer, pero…, le pregunto…si lo hace, ¿es de manera frugal?, ¿sin alegrarse en un banquete o un restaurante?, ya que sólo come, no disfruta, no se divierte con ello…, ya que me dice, que lo de sacrificar es sólo para alimentarse, ¿dónde cabe la gastronomía, los ágapes, las fiestas-banquete en ese concepto?…
Perdone mi áspera franqueza, he pretendido en el anterior párrafo ser sarcástico para ilustrar que su actitud me parece hipócrita, y que su concepto de la Naturaleza ingenuo. Es cierto que hay una barrera entre el Hombre, ser racional, y el resto de la Naturaleza… Pero no dejamos de pertenecer a ella, y la muerte, la sangre, el sufrimiento forma parte de Ella. En el medio urbano actual el hombre se ha alejado de ella, ya no caza, no pesca, no cría, no cultiva, no visita el matadero…, y la clásica matanza se hace en el pueblo y él compra la butifarra ‘plastificadita’ en el supermercado…, y tratamos de trasladar a la Naturaleza, los animales, la visión humana, sujeta a modas y corrientes de pensamientos, humanizamos los animales (y así animalizamos al Hombre). Yo creo que ésto es un error. De alguna manera hemos “waltdysneyzado” la Naturaleza. Por supuesto que dentro de nuestra capacidad debemos procurar un trato mínimamente digno a un ser vivo. Pero no podemos escapar de nuestro cuerpo físico, de nuestro papel de predador, del papel de cúspide en la pirámide animal, y debemos cazar, pescar, criar y cultivar… Y siempre habrá dosis de sufrimiento y sangre en los sacrificios… Pero oiga, no mayor del que hay en la naturaleza, el pez en la pesca se asfixia…, también lo hace en el estómago de la ballena…, ¿ha visto alguna vez una pelea entre toros bravos en la dehesa?, las banderillas y la pica, créame, sé de lo que hablo, no hace ni mucho menos daño que las cornadas que se propinan, provocando a veces la muerte por destripamiento (el mayoral debe estar siempre atento a estas peleas…)… Creo que estar en contra de todo ésto, al contrario de lo que dice usted, no es estar de parte de la Naturaleza, es alejarse de ella, es desvirtuarla. Y dentro del trato digno que debemos dar como ’ser superior’, oiga, es un hecho, visite una dehesa, visite un matadero y me lo cuenta, el mejor trato, el trato sumamente digno, casi regalado, es el que ahora mismo tiene el toro de lidia, no otro animal.
Y el que me diga que es vegetariano, le contestaré que el Reino Vegetal no es menos que el Animal, que los vegetales también son seres vivos, y los cultivamos, sacrificamos y nos lo comemos (¡Y también hacemos fiesta de ello!). Por no hablar de cuando acabamos con una infestación. Porque me imagino que a ustedes también les molestará el trato vegatorio que le damos a las ratas, cucarachas, insectos, piojos…, para acabar con ellos…
Por otro lado usted niega el arte que hay en el toreo, alude a definición de arte… Mire definiciones de arte hay miles, lo cierto es que por su misma esencia subjetiva es casi imposible de encasillar en una jaula de palabras…, aunque usted no lo comparta, no puede negar lo que siente un aficionado la contemplar el baile del toro y el torero, ni lo que sentía Lorca, o Bizet, o Goya… Y en cuanto a lo de crueldad, es su apreciación, si hay que utilizar ese término, creo que mejor se ajusta al trato en una granja intensiva y al fariseísmo del que celebradamente se come una hamburguesa mirando para otro lado con sus zapatillas de piel de vanguardia recién compradas vistiendo sus pies… Lo del sufrimiento gratuito…, ya le digo, el toro va a morir, en la arena o en el matadero, no gratuitamente, se va a comer, de hecho del toro bravo, como del cerdo, se aprovecha todo, hasta el pene… Claro que para usted la gastronomía tampoco es arte, lo que hace Ferrán Adriá tampoco es arte, ya que en uno sólo de sus platos (considerados arte por la gran mayoría de la humanidad…), ¿cuántos animales sacrificados hay?, ¿de qué manera criados?, ¿cómo se engordó aquel hígado?, ¿cómo se consiguió esa infiltración de grasa en la veta de carne que la hace tan sabrosa?… Pero…, ahora que caigo…, en una pintura tampoco hay arte… ¿sabe usted cuantos sacrificios, cuanto sufrimiento gratuito, crueldad…, para conseguir los aceites y grasas necesarios para el óleo utilizado en el cuadro?…, porque, si no lo sabe, el origen de muchas pinturas y pigmentos es vegetal, mineral y ANIMAL…, ¡por no hablar de los pelos de los pinceles! (los mejores los de marta, un bello animal)… No…, si extrapolando…, los instrumentos se hacen con maderas, ¡de árboles!, seres vivos, y nadie sabe lo que sufre un árbol al ser talado…, y no mencionemos las PIELES DE ANIMALES que se utilizan en los instrumentos de percusión, cuerdas etc… Y de la moda, no hablemos…Para usted tampoco será arte…
Sinceramente, entiendo que muchos no vean, no sientan el arte del toreo, pero negar la mayor porque muere un animal…, entonces niegue usted todos los artes: Gastronomía, Moda, Pintura… Insisto, una actitud hipócrita o ingenua.
Para acabar, su extrapolación de lo que siente un toro en la lidia a un humano…, para cualquiera que tenga un mínimo conocimiento de fisiología, fisonomía…, le parecerá surrealista. Ahora le contaré algo que le tranquilizará: Se han hecho estudios veterinarios para conocer el umbral de dolor del toro bravo (elevadísimos) y cuándo son sus momentos de más estrés y sufrimiento, comparativos con otro ganado vacunos… Los resultados, sorprendentes, fueron que el toro parece sufrir más en su traslado de la dehesa a la plaza y en el momento en que sale a la arena, cuando todo es nuevo, o si hay encierro, en éste, que en el resto de la lidia, y no es un estrés ni sufrimiento mayor que el medido en otro bóvido en su traslado y muerte en el matadero, o el medido en una cebra acosada por una leona. Si le choca mucho con la imagen que tiene usted…, acuda a una biblioteca y consulte libros de veterinaria y biología…, y si se atreve visite el desolladero de una plaza, muchas veces no ponen trabas en que uno eche una ojeada, si va con educación, fíjese cómo es el arponcillo de la banderilla, cuánto ha penetrado en la gruesa piel del toro, que herida dejó la pica en el morrillo (acumulación adiposa)…, entenderá muchas cosas. Éso sí que es una experiencia empírica fácil de realizar que le desengañará de muchas ideas erróneas que circulan por ahí. Lo cierto es que todos los toros indultados que conozco se recuperaron perfectamente de sus heridas y actualmente pastan en su condición de sementales… (¡Ah! Y eso de desollar al toro consciente…, esa aseveración sólo puede venir de un desconocimiento supino de la realidad taurina o rural, o de una mente muy sádica…)
Lamento decirle, que eso del 7%, si les anima en la lucha, creánselo…, pero los toros es el espectáculo más seguido después del fútbol; En gran parte de España no hay pueblo cuyas fiestas no giren en torno a festejos taurinos; El interés de las plataformas de pago por visión en adquirir derechos de emisión de corridas parace no coincidir con ese 7%… Llevamos unas temporadas en las que más gente está pasando por las taquillas de las plazas… En Francia la afición crece, y hay un proyecto político para declarar las corridas un Patrimonio Cultural Nacional… No sé, no es por desanimarlos…, pero creo que están muy equivocados…

Pd: Y por lo menos no me negará que, en nuestra malignidad, algo bueno hemos hecho los taurinos, hemos conservado un animal extinto en el resto de la geografía que no es taurina. No es que aquí hay tauromaquia por la existencia de toros bravos, sino que éstos se han conservado gracias a ésta, ya que en el resto del mundo ha ido desapareciendo paulatinamente en beneficio de otras subespecies por su mayor rendimiento cuantitativo en carne, leche o piel. No han sido precisamente los antitaurinos los que han conservado el toro de lidia, sino nosotros, los crueles taurinos. Todas las fincas de bravo que conozco son de ganaderos taurinos, no conozco ninguna granja, dehesea, finca…, de antitaurinos dedicados a conservar este animal que tanto aman.




 
< Anterior   Siguiente >
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail