Es Mejor Pecar por Exceso que por Defecto Imprimir E-Mail

Es mejor pecar por exceso que por defecto

 

Por Ricardo Arturo González Marín

Bogotá – Colombia

 

En la historia de la humanidad y desde tiempos inmemoriales que tan solo la tradición escrita nos permite certificar, el hombre siempre se ha cuestionado sobre la existencia de un ser superior, creador de todo cuanto podemos percibir en nuestro entorno además de todo aquello que está pero es intangible.

La mente humana que para todos los efectos busca ubicar dentro de la lógica cuanto hecho se produce, encuentra en el fenómeno ovni un elemento que no permite manejar lógica alguna, por cuanto la historia de las diferentes culturas del universo, evidencia la presencia de seres extraterrestres en muchos lugares del mundo mas no es posible certificar ya por constituirse en narraciones no tangibles, avistamientos no muy claros o simples conjeturas y casualidades, que por razones eminentemente científicas no permiten certificar o manejar como validas las diferentes situaciones que desde varios años atrás se vienen presentando en diferentes lugares del mundo.

Particularmente en Colombia en culturas aborígenes, la historia ha demostrado, o al menos la incógnita queda, que existe influencia de culturas mas avanzadas y de origen no conocido, en el desarrollo de estos pueblos, que sin lugar a dudas han dejado profunda huella en el marco ideológico y cultural de estas civilizaciones.

En la población de Facatativa, nombre de origen Chibcha, tribu aborigen que habitó en la zona central de Colombia en tiempos del descubrimiento de América, existen algunas muestras no muy ordenadas de unas piedras de descomunal tamaño en donde se observan inscripciones rupestres, que demuestran a las claras contacto visual entre sus miembros y seres que presentan una fisonomía extraña no humana.

Por otra parte, en el Parque Nacional de San Agustín (Departamento del Huila) la influencia marcada de seres extraterrestres determinó que el avanzado estado de un pueblo eminentemente escultor, reflejara en sus estatuas fisonomías no humanas de seres venidos de otros mundos. Las hermosas esfinges que allí se encuentran, tienen ubicaciones bien particulares, simétricamente alineadas como formando una zona de referencia y posibles aterrizajes de naves espaciales.

Por otra parte la ubicación estratégica de la zona Huilense en nuestro país, equidistante entre los océanos Atlántico y Pacifico, muestra a las claras que no es simple casualidad la escogencia de un lugar como el que hoy se conoce como Parque Arqueológico de San Agustín, como centro de operaciones de un posible asentamiento de seres de otras latitudes.

Sería interminable seguir mencionando lugares en nuestro país que se enmarquen dentro de las factibilidades que pretende mostrar este artículo, pero no quisiera terminar sin antes narrar tal vez la mas impactante, la llamada ciudad perdida o BURITACA 2000, en las estrivaciones de la Sierra Nevada de Santamarta, (Parque Natural Tairona) en el Departamento de Magdalena.

En tierras de la denominada cultura Aruaca, se construyo una ciudad escalonada en el cerro, de incomparable belleza y de inexplicable hechura. Esta construcción llena de majestuosidad y de prodigiosa ubicación, se ha constituido en el hallazgo mas importante arqueológicamente hablando, de los últimos tiempos en nuestro país.

BURITICA 2000, se constituye en un lugar inexpugnable en su acceso, lugar paradisiaco y de obligatoria concurrencia para todas aquellas personas amantes de las culturas antepasadas, que hoy por hoy obliga al mas incrédulo de los estudiosos, a cuestionarse sobre la existencia de seres de otros mundos, en la medida en que si se aplica la lógica racional del hombre, no se podría entender el por que una cultura como la allí asentada, logra desarrollarse desde todos los puntos de vista, incluso comparándola con culturas como la Azteca y la Inca, para hablar de desarrollos en América.

No sería ilógico el pensar que la escogencia de un lugar como el descrito, obedezca a planes estratégicos de seres extraterrestres, por cuanto los hallazgos permiten concluir que la influencia de los primeros habitantes de la zona, es altamente enmarcada dentro de aspectos fuera de contexto para la época. Dibujos de seres diferentes descendiendo de naves extrañas, influencia pictórica y artesanal, adoraciones totémicas, desarrollo tecnológico desde el punto de vista agrícola, población pacífica pero celosa al máximo con su costumbres, que incluso hoy con su descendencia ultrajada por la cultura del hombre "civilizado" ha logrado sobreponerse y cuestionar a todo aquel que ha pretendido romper el equilibrio que allí existe.

Para concluir vale la pena recalcar siendo además muy extraño, como los lugares que se presentan como tocados de alguna forma como fenómenos donde se ha desarrollada la actividad OVNI en nuestro país, se encuentran hoy por hoy bajo el control de reservas naturales.

¿Podría ser esto simple coincidencia o extraña casualidad?, yo prefiero pensar y en éste caso pecar por exceso y no por defecto, por cuanto la actividad OVNI en Colombia muestra a las clara un elemento muy importante en nuestros días que quizás para otros mundos no solo sea importante sino quizás el único objetivo y fin, cual es encontrar en la naturaleza y su cuidado, la única forma de garantizar la sobrevivencia de una especie en vías de extinción.

Comentarios
Añadir nuevo Buscar RSS
+/-
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Website:
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail