Inicio arrow Ufología arrow Hace 25 años
Hace 25 años Imprimir E-Mail

Hace 25 años

 

NOTICIAS DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA

Vol. I, No. 91

Viernes, 19 de Noviembre de 1999

 

Hace ya un cuarto de siglo que la Humanidad envió su primer mensaje intencionado hacia las estrellas, en busca de una civilización extraterrestre. Nadie ha contestado aún, pero no se preocupen. Nadie esperaba que lo hicieran tan pronto.

Se cumplen 25 años de una de las iniciativas más fascinantes emprendidas por el Hombre durante este siglo. El 16 de noviembre de 1974, el radiotelescopio gigante de Arecibo, en Puerto Rico, enviaba hacia el espacio un mensaje que incluía representaciones de los elementos químicos fundamentales de la vida, la fórmula del ADN, un diagrama sencillo de nuestro sistema solar y dibujos simples de un ser humano y del instrumento que había servido para la transmisión.

Según los especialistas que trabajaron en ello, fue estrictamente un acontecimiento simbólico, para probar que éramos capaces de hacerlo y que Arecibo era en realidad una formidable herramienta científica. Con sus 300 metros de diámetro, el radiotelescopio sigue siendo el mayor del mundo, y se emplea en multitud de proyectos astronómicos.

La probabilidad de que el mensaje sea interceptado por una supuesta inteligencia extraterrestre es ínfima. Sólo se envió una vez, durante un período de tres minutos, en dirección a un cúmulo estelar de unas 300.000 estrellas llamado Messier 13, a 25.000 años luz de la Tierra.

A la velocidad de la luz, nuestro mensaje sólo ha recorrido una milésima parte de esta distancia, de modo que será mejor que no nos preocupemos en exceso por él y por sus hipotéticos destinatarios. Es más, cuando el mensaje llegue al cúmulo, éste ya se habrá movido de la región, siguiendo su órbita alrededor de nuestra Galaxia.

El experimento científico, sin embargo, tiene su mérito. La señal seguirá avanzando durante millones de años, superando la influencia de la Vía Láctea y alcanzando, algún día, otras galaxias más lejanas.

Una demostración de la potencia de la emisión de Arecibo la tenemos en que si hubiera realmente alguien a 25.000 años luz de distancia, esperando su llegada, le bastaría otro radiotelescopio semejante al de Puerto Rico para detectarla. Su intensidad, de hecho, sería 10 millones de veces mayor que la de las señales de radio que habitualmente emite nuestro Sol, una cifra lo bastante elevada como para hacer sospechar que "algo pasó" en el Sistema Solar 25 milenios antes.

Arecibo se usó para enviar un mensaje, pero también se ha empleado a menudo para "escuchar", en el marco de los programas SETI de búsqueda de inteligencia extraterrestre, como por ejemplo el Phoenix, el Serendip, etc.

El mensaje de 1974 fue transmitido en una frecuencia de 2.380 Mhz y consistió en un total de 1.679 bits de información. El efecto binario se consiguió modificando la frecuencia arriba o abajo en un rango de unos 10 Hz, algo así como lo que hacen los módems de los ordenadores cuando se comunican a través de las líneas telefónicas. Si los "1" se tradujeran como caracteres gráficos y los "0" como espacios vacíos, obtendríamos un dibujo simbólico de 23 por 73 caracteres. Frank Drake se encargó de determinar el contenido del mensaje.

 

Información adicional en:

http://www.naic.edu

http://astrosun.tn.cornell.edu/research/facilities/arecibo.htm

http://www.news.cornell.edu/science/June97/Arecibo/newsweb.html

http://www.seti-inst.edu

http://www.seti-inst.edu/science/a-message.html

http://www.news.cornell.edu/Chronicle/97/6.26.97/Tarter.html

 

Imagen:

http://www.naic.edu/vpublic/vcenter/veftel.jpg

(Vista de una sección de la antena de Arecibo.) (Foto: NAIC)


El viaje en el tiempo

Un sueño imposible o una realidad asombrosa

 

Roderick W. Bowen

Santiago – Chile

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 

De las múltiples hipótesis que rodean la fenoménica Ovni, la que sostiene la posibilidad de viajar en el tiempo podría ser una de las más acertadas, de no mediar, algunas variables que por el momento hacen inviable tal idea.

A finales del siglo pasado y principios del actual, el vuelo del hombre pasó de ser un sueño a ser una realidad, se desarrolló en torno a dicho desafío una verdadera competencia internacional, que a decir de muchos, aún no termina. Lo que en su momento eran sólo varillas de madera y papel o tela, se transformó en sólo unas décadas, en materiales ultralivianos de secreto desarrollo y origen. La célebre palanca de mando, dio paso a sofisticados sistemas electrónicos e informáticos. La velocidad, pasó de unas decenas de kilómetros por hora a miles, superando por lo menos hoy en día unas 8 veces la velocidad del sonido (1.216 km./hora), el vulnerable avioncito de la Primera o Segunda Guerra Mundial, dio paso al Stealth, aviones de última tecnología con sistemas de invisibilidad electrónica. Todo lo que para los hombres de principio de siglo era sólo fantasía o ficción, pasó a ser una realidad en tan sólo el transcurso de una vida promedio, la imaginación había dado origen al desafío y éste al descubrimiento.

Todo lo anteriormente expuesto, sirve para demostrar que nuestra concepción del tiempo es relativa y muy primitiva, lo que creemos lejano, podría ser real mañana. En esta misma línea es válido considerar que aquello que hoy es teoría, como la posibilidad de viajar en el tiempo, podría llegar a ser una realidad en un futuro no muy lejano, pero esto que algunos consideran el origen del fenómeno Ovni tiene sus limitantes.

Tan sólo por un momento imaginemos que el hombre pudiera viajar por el tiempo y que como muchos lo sugieren lo hiciera a su pasado. Sin lugar a dudas que sería un hecho trascendental para el futuro de la civilización humana. Planteamiento que no es nuevo, ya el escritor Juan José Benítez en sus libros "Caballo de Trolla" postula inteligentemente dicha situación, pero hay un elemento de nuestra vida cotidiana, que al parecer, ha pasado inadvertido, me refiero a una verdadera ley universal, conocida como ley de causa y efecto, la cual en un análisis simple y muy superficial pone barreras a tal eventualidad por el momento ineludibles.

Partamos por considerar que el curso de la historia es un todo, el más mínimo acto de intromisión en su equilibrio tendría consecuencias inimaginables y daría origen a un futuro distinto, el mejor ejemplo que tenemos a mano son quizás las lecturas bíblicas, en donde una multiplicidad de hechos conforman un suceso único, en el cual, todo elemento juega un rol protagónico. Aventurémosno en un sueño, el de ser nosotros los invitados a un viaje a nuestro pasado, el simple acto de viajar generaría en nuestro actual espacio-tiempo, una perturbación y siendo el universo que habitamos, un sistema en perfecto equilibrio y de tamaño inconmensurable, nada de lo que proyectemos sería válido a la hora de cuantificar cuál es el efecto final que dicha perturbación espacio-tiempo ocasionaría en lo sucesivo. Luego arribaremos a un pasado del cual no fuimos parte y en donde nuestro cuerpo ha de utilizar un lugar en ese particular espacio histórico, desviando los elementos que anteriormente estaban en dicho espacio.

Para ser más simples, imaginemos un microbús abarrotado de personas cosa común en nuestra realidad. Por fuerza del tiempo con que contamos debemos tomarlo y nuestro cuerpo ha de utilizar un lugar en ese particular espacio en el interior del bus. Resulta lógico que no sólo empujaremos a nuestro más cercano compañero, sino que éste a su vez, lo hará con aquellos que están en su entorno, por cuanto, se generará una lógica reacción en cadena. Quizás la señora o el joven que iba aprisionado en la puerta trasera, al abrirse ésta, salga expulsado hacia el exterior, por efecto de la presión que nuestro cuerpo ejerció al subir. Es en verdad, un ejemplo simple y básico para entender la ley de causa y efecto y comprender que todos los actos están perfectamente relacionados y por tanto, cualquier acción por pequeña que sea, ocasiona cambios de envergadura en el sistema.

Volviendo a nuestro escenario original, ya hemos llegado al pasado. Hemos creado una distorsión en el espacio tiempo. Hemos utilizado un espacio en esa época histórica y basados en la imperfección humana, podemos prever que no todas nuestras acciones en ese espacio serán perfectas, ya que además desconocemos los verdaderos acontecimientos de ese momento histórico, los cuales han llegado hasta nosotros por la gracia de muchos que, seguramente, no habrán transmitido la totalidad de la historia y claro está, la objetividad es un elemento muy escaso en el ser humano, por tanto en algún momento nos encontraremos con un hecho que no cuadra en el archivo, un simple acto que no está en nuestra memoria, una situación para la cual no haya un procedimiento determinado y científicamente calculado. Nuestra acción creará un efecto que, aunque sea repetitivo decirlo, es total y absolutamente por el momento, indeterminable.

Como idea última, quedemos en que esto ha sido tan sólo el resultado de una meditación momentánea, de un hombre común y corriente cuya reflexión es por definición, imperfecta, lo que me lleva a creer que estos problemas probables, no representan siquiera un mínimo porcentaje del total de problemas posibles e interrogantes existentes.

Ahora bien, dentro de las múltiples teorías existentes sobre la base del viaje en el tiempo, debemos considerar que ellas en ninguna medida resultan optimistas. Tanto en la posibilidad del viaje, como en sus efectos, uno de los cuales pudiera ser, el desarrollo de una nueva línea de acontecimientos, que generarían un nuevo universo paralelo en la espiral del ciclo de la historia.

 

Nota de Carlos Iurchuk: Para mayor información acerca de este tema, consultar los siguientes artículos:

 

  • La Hipótesis Temporal y los Crononautas (Juan Bravo) "El Fuego del Dragón" Nº 5 – Enero de 1999

  • El Tiempo (Leopoldo Fausto Montello) "Contacto" Nº 11 – Julio de 1999

  • Misteriosa detención instrumental del vuelo Bilbao – Santander (Jaime Prieto Fernández) "Contacto" Nº 13 – Septiembre

Comentarios
Añadir nuevo Buscar RSS
+/-
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Website:
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
Destacamos

Registrandote podras acceder a cursos de Musica y Produccion Musical, tutoriales, libros Esotericos, Misticos y de Ciencias, y cosas varias.

 
Artistas
Duos-Trios
Grupos-Bandas
Cantantes
Organistas-Cantantes
Vins Martí
Letras

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Pioneros del Rock
Bill Halley
Buddy Holly
Carl Perkins
Chuck Berry
Eddie Cochran
Elvis Presley
Gene Vincent
The Everly Brothers
Roy Orbison
Fats Domino
Jerry Lee Lewis
Little Richard
ROCKERS
Sonny Burgess
Bo Diddley
Ricky Nelson
Sleepy LaBeef
Johnny Burnette
Conway Twitty
No hay usuarios conectados

Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail