Inicio arrow Ufología arrow Los OVNIs en Corrientes
Los OVNIs en Corrientes Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
Los OVNIs en Corrientes
Página 2

Los Ovnis en Corrientes

(Primera parte)

 

Eduardo Alfredo López

Corrientes – Argentina

 

Enviado por Pablo Omastott

Federación Correntina de Ovnilogía (FCO)

 

(Material extraído del "Primer Manual Práctico de Diez Casos ovnis en Corrientes" del Investigador Eduardo Alfredo López.)

 

Caso Santa Ana de los Guácaras

Aquella madrugada del 17 de marzo del año 1986 la humilde y antaña localidad correntina de Santa Ana de los Guácaras, iba a recibir la visita de unos enigmáticos turistas. Entre las 02 y 04 hs. de aquel lunes de marzo, Rito Melgarejo regresaba a su hogar desde la zona del "Ingenio Primer Correntino", cuando llegando casi a su casa, nota que un silencioso pero potentísimo faro lo ilumina desde atrás, lo sobrevuela, se adelanta y termina posándose exactamente en el centro de una laguna formada por lluvias.

En la oscuridad logra notar que del artefacto descienden dos seres pequeños como niños de 6 a 8 años, que le hacen señas con las manos como "para subir a bordo y dar unas vueltas". El campesino se niega, da vuelta la cabeza y empieza caminar dándole la espalda a los extraños visitantes. Cuando vuelve, luego de un rato su vista estos habían desaparecido y su nave era apenas un puntito luminoso perdiéndose en el firmamento.

A pesar del esfuerzo por localizar su ya tan acostumbrada vivienda esta vez le costó encontrarla pues le dolía la cabeza. Las dimensiones de la nave serian 6 x 4 m y la estatura de los humanoides 1,20 m. Los seres bajitos vestían un uniforme "mono" oscuro y su piel sería grisácea.

Pruebas irrefutables del hecho fueron la huella circular amarillenta, en contraste con el reverdeciente pasto alrededor y una anguila que quedó bajo el radio de acción del ovni, la cual pasando los días no presentaba los procesos normales de descomposición, sino que estaba como momificada.

Y ese es el caso Santa Ana de los Guácaras donde son más las interrogantes que quedan flotando sin respuestas en el aire que las respuestas mismas en abundancia. Quizás las nuevas generaciones tengan todas las respuestas que buscamos.

 

Caso Ituzaingó

Las grandes construcciones humanas constituyen muchas veces un gran atractivo para los visitantes del espacio. La represa de "Yaciretá", sobre el río Paraná en Corrientes, Argentina no iba a ser la excepción, pescadores afirman que vieron en numerosas ocasiones subir y bajar luces desconocidas en esa zona del río.

Que lo diga un pescador quizá no llame tanto la atención. Pero un 24 de agosto del año 1985 un matrimonio de profesionales médicos, afirmaron tener un encuentro no sólo del 1er. tipo, sino cara a cara, frente a frente con un ser extraterrestre.

Los hechos se sucedieron del modo que sigue: Era la madrugada de un sábado en que por la ruta que une la ciudad de Posadas con Corrientes, una pareja de médicos que venían en su auto y que pensaban pasar su fin de semana en Corrientes, sin embargo se encontraron que esta vez no pudieron hacerlo. Así pues exactamente a la altura de la ciudad de Ituzaingó, fueron detenidos por una luz extraña en medio de la ruta, que hizo que el automóvil detuviera su marcha. De pronto se encuentran con que al lado de la ventanilla de su automóvil se le acerca un ser de facciones humanas, vestido con un uniforme que en perfecto español les dice: "No se asusten, no tengan miedo, no somos de la Tierra"...

En ese instante la mujer prorrumpió en llantos, a lo que el ser le dijo: "No tengan miedo, no hacemos nada malo, simplemente queremos conocerlos". El médico le pide que por favor les dejara continuar viaje, a lo que el ser le responde que por favor espere pues tenía algo que decirle: "Que ellos eran venidos de otro planeta muy similar a la Tierra con hombres y mujeres como aquí, donde hay sol, luna, vientos y estaciones pero donde todos los medios de movilidad son como los ovnis".

El extraterrestre estrecho la mano del médico para despedirse, y este notó que la mano tenía una temperatura normal. Luego ante la solicitud del ser, de algún recuerdo para llevar a su planeta de origen, el médico le obsequia, un perfume unas masas y un billete explicándole en cada caso para que se usaban en la Tierra.

Luego el ser se alejó reiterando al medico que no accionara el automóvil hasta que la nave que estaba enfrente tomara vuelo nuevamente. El ovni, donde notaron que esperaban otros seres, comenzó a aumentar tremendamente de velocidad en giros sobre sí mismo y luminosidad para luego elevarse perderse en el infinito.

Pasado este momento el matrimonio en vez de seguir viaje hasta Corrientes deciden entrar a Ituzaingó, donde vivía una periodista amiga a quien le narran todo lo acontecido y en cuya casa queda en reposo la señora.

Como conclusión de todo esto el médico afirmaba: "Será uno de los recuerdos más hermosos de mi vida y ojalá me vuelva a ocurrir para hacer lo que no hice: PREGUNTAR".

 

Caso Caá-Cati

Caá-Cati es un pueblo agrícola situado a 150 km. de la ciudad de Corrientes, en el idioma Guaraní su nombre significa "hierba olorosa". Quien hoy desee buscarlo en los mapas deberá ubicarlo donde dice: "Gral. Paz".

Sucedió allá por el año 1978 en una gran arrocera situada en las inmediaciones de nombre "Chequín", teniendo como protagonista a un tractorista de nombre Valeriano.

Arando con su tractor en su turno de la madrugada (03 AM aprox.), Valeriano ve que una nave circular de unos 10 metros de diámetro se posa exactamente sobre su tractor con el que estaba arando, bien encima de él. Desde allí el ovni lo enfoca con un potente reflector e instantáneamente se produce el efecto de electromagnetismo es decir es decir se paran todas las baterías y el tractor queda como clavado en el suelo.

Al ver esto Valeriano se arroja debajo del tractor para seguir espiando desde allí y ver que pasaría a continuación. El ovni entonces comienza a efectuar un cambio en su tipo de iluminación, y de reflector fijo pasa a giratorio, y comienza a girar y girar como buscando algo en toda el área.

Luego de infructuosa búsqueda los reflectores giratorios se apagan como escondiéndose o retrayéndose y queda sólo una lucecita en la parte superior mientras emite un sonido similar a una máquina de coser. Luego el ovni se retira a gran velocidad y se pierde en el espacio.

Como efectos posteriores de este encuentro, el tractorista quedó por varios días con fuerte jaqueca y al final pidió al patrón que le cambiase de turno.

 

El ovni de "Camba Punta"

Corrientes tiene un aeropuerto internacional que hoy se llama "Piragine Niveiro", pero antiguamente se llamaba "Camba Punta" y hasta hoy mucha gente lo sigue llamando así.

Fue en el año 1962 a las 02 de la madrugada del 1º de agosto. El operador de la torre del aeropuerto ve que una luz comienza a acercase al aeropuerto sin hacerse anunciar. Por la radio le indican al presunto avión forastero que se identifique, y como el operador no recibe ninguna respuesta, concluye que indudablemente debe ser un aviador que está pasando serias dificultades.

Deciden entonces llamar al director del aeropuerto comunicándole el imprevisto. Este que vivía en el centro de la ciudad y a pesar de lo inusual de la hora se levantó y a toda velocidad se dirigió hasta el aeropuerto (Algunos dicen que llegó con su bata de dormir puesta, por lo urgente de su arribo).

Al llegar, ve que efectivamente un cuerpo luminoso se movía a gran velocidad en el espacio, ordena entonces que se habilite una pista para que pueda aterrizar. Sin embargo grande fue su sorpresa, la de los funcionarios y la de todo el personal del aeropuerto al comprobar que dicho artefacto aéreo no obedecía a las leyes aerodinámicas de ningún avión conocido hasta entonces pues era perfectamente esférico, que descendió a pocos metros de la pista girando sobre sí mismo y emitiendo fuertes destellos azules, verdes y anaranjados.

El artefacto permaneció girando sobre sí mismo durante cinco minutos sin tocar tierra nunca, y cuando el director del aeropuerto y sus acompañantes quisieron acercarse al extraño aparato, éste levantó vuelo y desapareció en el firmamento a tremenda velocidad.

Este caso fue conocido internacionalmente a través del libro del mayor norteamericano D. Keyohe, y los datos proporcionados por integrantes de nuestra Federación Correntina de Ovnilogía nos llevan a completar el informe refiriendo que a esa misma hora un ovni fue visto durante una hora entera sobre aguas del anchuroso río Paraná bien enfrente al aeropuerto internacional "Camba Punta".

 

Caso Derqui

Charles Fort, un gran investigador de lo insólito de principio de siglo dejó escrito cómo en esa época en grandes ciudades de Europa habían acontecido grandes lluvias de objetos tales como peces, ranas y hasta de bloques de hielo.

Derqui, es una ciudad situada a 45 kilómetros de la capital de Corrientes y allí el día 15 de diciembre de 1981 a las 03 de la madrugada en el campo del Sr. Sixto Barrios, los perros comenzaron a ladrar como enloquecidos sin saberse a ciencia cierta el por qué.

Hacia el mediodía, recorriendo los campos los peones descubren una huella circular perfectamente quemada en medio de una plantación de mandiocas, y aunque había pasado ya más de medio día esa parte estaba aún muy caliente.

Notaron en medio del círculo 4 huellas vitrificadas de casi medio metro de hondo, con una vitrificación tal del suelo que para realizarla se habría necesitado un artefacto capaz de producir como mínimo entre 1.500 y 2.000 grados centígrados de calor algo impensable en esa zona y en esa época.

Dos años antes, en 1979, se veían extrañas luces y había caído del cielo un grueso bloque de hielo de vario kilos de peso que duró varias horas en el medio del campo sin derretirse.

Cabe acotar que este avistamiento sucedió solo 12 horas antes de que en la localidad de San Luis del Palmar, situada a 50 kilómetros de ese lugar, se produjera el más famoso caso de teletransportación de toda la región, donde un chofer de Vialidad fuera levitado con un camión de 9 toneladas de peso y transportado durante más de 100 km. por un ovni.



 
< Anterior   Siguiente >
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail