Inicio arrow Ufología arrow Credo Ummo
Credo Ummo Imprimir E-Mail

Credo Ummo

 

Ignacio Darnaude Rojas-Marcos

Sevilla – España

 

(Nota de Carlos Iurchuk: La siguiente es una carta escrita por Ignacio Darnaude a Rafael Farriols Calvo.)

 

11 Enero 1995

Sr.D. Rafael Farriols Calvo

Querido Rafael:

Gracias por tu instructivo manifiesto en el que con harta ambigüedad calculada (justificada por la notable ambivalencia y contradicciones intrínsecas en el propio misterio ummita) informas de tu situación mental y emocional en esta era post-jordánica respecto a nuestro pasional "UMMO love affair", que nunca mejor dicho. En justa correspondencia, el amigo novio de la Giralda te expone a continuación su personal "Yo Confieso" respecto al removedor enigma importado -se dice- desde 14,4 años-luz, su Credo iúmmico sin ambages y con las guardias bajadas, a las claras y como Dios y Woa mandan:

 

  1. UMMO no es mera entelequia sino un fenómeno muy real, el brillante monumento intelectual cuyo millar largo de xerocopias inencasillables ocupan un metro cúbico en el espacio-tiempo de tu envidiada ummoteca argentónica.

  2. En tan extravagante masa literaria anti-convencional se observa un elevado índice de extrañeza; llamativa originalidad (sus textos que sepamos no se parecen a ninguna otra parida literaria en la historia de la cultura humana); absurdo, incoherencias y contradicciones por los cuatro costados; un léxico y estilo sui generis que constituyen de por sí una notable proeza lingüística; conceptos teóricos de considerable interés científico; afán moralizador; y aquí y allá perlas de rara sabiduría espiritual. Tales características son típicas y repetitivas en la catarata de escritos E.T. revelados en el siglo XX.

  3. Una serie de raras casualidades y ocurrencias paranormales ha sobrevenido asociada con los documentos de UMMO y sus receptores en los últimos 29 años.

  4. Los sendos artefactos pretendidamente avistados en los cielos de Aluche (6-2-66) y San José de Valderas (1-6-67), cuya morfología y maniobrabilidad denotan una tecnología aeronáutica superior a la imperante en los años sesenta, mostraban -dicen- en su fuselaje un símbolo )+( calcado del anagrama que luce en los folios de las misivas wolfianas.

  5. Los autores y distribuidores de la correspondencia ummita han demostrado una capacidad muy notable para no ser descubiertos y evadir todas las pesquisas a lo largo de 28 años con la horda de ummólogos pisándoles los talones, típica habilidad harto conocida en el modo de hacer alienígena.

  6. Las firmes y persistentes motivaciones (habrán de tener importantes razones para bombardear a unos 34 ciudadanos españoles con más de 172 piezas documentales), rigor intelectual, imaginación y cultura científica, amén de los generosos recursos humanos, materiales y financieros que han sido necesarios durante casi tres décadas para confeccionar y repartir el millar y medio de folios que ocupan los informes de Wolf-424, constituyen un cúmulo de raros factores que desafían cualquier explicación convencional. Ninguna hipótesis mundanal resuelve de forma convincente este amplio abanico de enigmas nunca aclarados.

  7. Por la media docena de motivos que se acaban de exponer, nos vemos obligados en buena lógica a concluir que el inclasificable género epistolar ummense no manifiesta indubitables atributos terrenales.

  8. En consecuencia, y a falta de mejor explicación, en principio hemos de atribuir el fenómeno UMMO a uno más de entre los millares de presuntos contactos con alguna inteligencia exterior, similar a otras muchas autotituladas revelaciones extraterrestres sobrevenidas en los tiempos modernos. Su único y trivial rasgo distintivo reside en el atípico sistema de transmisión de los mensajes )+(, informaciones que no han sido infiltradas como las demás mediante la telepatía, trance o escritura automática, sino a través de prosaicas hojas mecanografiadas enviadas por correo anónimo.

  9. En lo que se refiere al hipotético contactado, médium o sensitivo a través del cual se hayan podido canalizar los parlamentos mentales impartidos por la elusiva entidad Ummo, dicho paragnosta nunca identificado hasta ahora podría ser el propio José Luis Jordán, quien ha demostrado poseer ciertas facultades hipnóticas y parapsicológicas.

  10. Los presumibles comunicados originales de procedencia alienígena, pudieron ser fácilmente transcritos a máquina y depositados luego en un buzón de correos por ordinarios trabajadores administrativos de carne y hueso en la piel de toro.

  11. Uno de ellos bien pudo ser también Peña, movido por el humano acicate de allegarse unos duros con los que complementar su magro estipendio en Agromán.

  12. Jordán habría estado asimismo en condiciones de sucumbir a la tentación de redactar por su cuenta y riesgo algunas cartas apócrifas imitando los consabidos rasgos de los escritos de IUMMA, entreverándolas arteramente con los genuinos papeles )+(.

  13. A tales documentos espurios procedería añadir posibles misivas falsas adicionales en nombre de UMMO, fabricadas por el ego o la fina guasa de otros individuos prófugos de algún manicomio ummoico.

  14. A la vista de cómo se han ido modificando a lo largo del tiempo la temática, léxico y estilo de las epístolas wólficas, cabe deducir que los propios agentes de UMMO han alterado deliberadamente con el paso de los años su modus operandi conceptual y literario.

  15. O bien que a partir de determinadas fechas posteriores al "período clásico" 1966/69, diferentes autores han tomado subrepticiamente el relevo para continuar franqueando escritos con el marchamo )+(, simulando ser todavía los primitivos y auténticos literatos de Wolf-424, los cuales por su parte no han denunciado como debieron la superchería, por aquello de que confunde que algo queda.

  16. Mucho o casi todo de lo que se dice en los papeles dactilografiados a 14,4 años-luz no coincide precisamente con la verdad. Ummo es un desmesurado timo epistolar, que ha sorprendido con fría desvergüenza la buena fe y el ansia de maravillosismo de sus confiados destinatarios.

  17. Las únicas cartas del inaprehensible ente UMMO son las recibidas en España, salvo una misiva ibérica remitida también a Argentina, Francia e Italia. Los legendarios y cuantiosos informes científicos que los ummitas aseguran haber franqueado a muchos ciudadanos de múltiples países extranjeros, son mera fábula y nunca han existido.

  18. Tampoco ha gozado de corporeización real una decena de personajes ficticios inventados por la fértil imaginación de los escritores de UMMO, tales como el Mecanógrafo, Antonio Pardo, el segundo fotógrafo de San José de Valderas, el Catedrático de Medicina, los huéspedes mutiladores de la Marquesa, monsieur Henri Dagousset, el licenciado en ciencias químicas, Mr. Wilding Rumsey, Fernando Eguizábal, un grupo de ummólogos de Montreal y el tal equipo galo de investigación. Las cartas de estos fantasmales comparsas han sido en realidad pergeñadas bajo cuerda por los mismos responsables del grueso de la correspondencia ummita, tal vez con miras a reforzar con sabrosos "detalles de la vida misma" unas insustanciales epístolas anónimas.

  19. Nunca hubo dictado de textos al Perito Mercantil, ni muchachas wolfianas pernoctando en su modesto piso madrileño, ni biólogos de UMMO en Mayor 58 de Albacete que cortaran la mano al cadáver de la hija de doña Margarita Ruiz de Lihory. Al igual que no hay refugio antiatómico alguno excavado en Piedralaves, y ninguna cueva de La Javie acogió en marzo de 1950 a los pioneros expedicionarios del planeta UMMO, que más que un astro frío (de tanto fresco) es probablemente un mero ente de razón. Todas estas y otras curiosas efemérides, narradas tan minuciosamente en el sufrido papel wolfiano, no pasan de ser pura y entretenida novela epistolar. Del mismo modo Ummowoa, los "Ibozoo Uu", pliegues del espacio, cadenas de átomos de kriptón, el haz de infinitos cosmos gemelos, la pareja de universos-límite y el alma colectiva planetaria, sólo han adquirido realidad en la calenturienta fantasía "made in UMMO".

  20. Las mil y pico de páginas ummoides han sido diseñadas a propio intento con espoleta retardada autodestructiva, en el sentido de que se le han añadido determinados elementos y circunstancias invalidantes que en su momento oportuno se encarguen de arruinar la imagen de UMMO y echen por tierra el prestigio de la correspondencia, imposibilitando de este modo que el gran público crea en su origen extraplanetario. La sonada declaración en 1993 de su pretendida e imposible autoría por parte de Jordán Peña, puede haber sido una de las citadas maniobras autodescalifícadoras puestas en juego por los propios ummitas, con ánimo de que se cumpla finalmente su reiterado slogan "No nos crean".

  21. A estas alturas no tengo ni la más remota idea de quiénes son los creadores de la interesante e inverosímil biblia ummoica de nuestras complacencias. Y si hay alguien que lo sepa, que levante la mano.

  22. La alta calidad filosófica, ética y espiritual de muchos pasajes del epistolario, compensan con creces las incongruencias, episodios teatrales y ciencia-ficción que envilecen el resto de los escritos. Los informes bien valen otra misa napoleónica.

  23. UMMO fue en los sesenta un amor a primera vista, y ya se sabe que en estos afortunados trances el corazón prima sobre la cabeza. Siento que te molestes, mas a pesar de todo sigo como el primer día, enamorado de las especialísimas paparruchas de la gran hache curvada )+(. Confieso que me deleitan a rabiar las páginas marginales tan fuera de este mundo oriundas no sé si de la próxima esquina o del orbe frío UMMO. Me las llevaría a una isla desierta con el afán de ponderar frente a frente sus brillantes enunciados cósmicos junto a tan atractivas insensateces. Daría un octavo de lo poco que atesoro por recibir cada mes un sobre-sorpresa matasellado en tan simpáticas cuatro letras. Pero cierto desapego que me he enseñado a mí mismo aconseja resignarme a la sequía úmmica, y extingo la sed de trascendencia con otras muchas delicatessen metafísicas que oferta la competencia transdimensional; son las películas del Oeste que privan en las estribaciones de la Giralda. Los ummitas con su actual tacañería epistolar pierden así a un buen cliente.

 

Bueno, querido Rafael, aquí tienes la necesaria declaración personal de principios, ni pro ni contra UMMO. No se ha omitido nada relevante ni se guardan cartas en la manga. No estoy cabreado con ellos, y así respondo a tu pregunta. Han demostrado ser inteligentes, así es que tendrán sus motivos racionales para proceder de tan incomprensible manera (intervenir sin interferir).

Creo que vas bien encaminado cuando deduces que han orquestado alguna suerte de experimento psicosociológico con las cobayas celtíberas, y que también programaron las consecuencias de tan surreal operación logística en el hábitat humano (acostumbrarnos a la fructífera idea de que no estamos solos).

De acuerdo también en que el mensaje ummita es del tipo "lo toma o lo deja", y el que te escribe por supuesto lo toma, dejarlo equivaldría a renunciar a un enriquecimiento lícito del alma, a pesar de sus constatadas mentiras. También me cautiva el concepto ummita que traes a colación, de que el hombre enriquece con sus pensamientos, actos y emociones el espíritu colectivo de la Tierra. Hay quien a este fabuloso proceso lo llama mejorar y complejizar aún más -por decirlo así- al mismo Dios, quien al absorber nuestras reacciones únicas y los productos mentales y emocionales del homo sapiens, incrementa su caudal de experiencia y evoluciona todavía más si cabe hacia la infinitud.

Lo que me sorprende es tu insinuación de que se avecina una oleada de informaciones ummitas, dirigidas a otro nuevo colectivo de destinatarios. ¿ Es que te ha llegado alguna onda o se trata de una corazonada? Me temo que los paisanos del astro frío no son ingenuos, y que la lamentable desintegración del "Grupo de Madrid" ha sido promovida expresamente por ellos mismos con ánimo de asestar la puntilla al ya moribundo affaire UMMO.

Dices que, "Entre los más viejos "trabajadores" de fondo, me parece que tan sólo permanecemos en pie tú y yo". Si ello es así, a mucha honra. El ummismo ha muerto, ¡viva UMMO! Sigamos pues enfrascados en nuestro apasionante "love affair" ummístico. Amemos a Woa y a UMMO sobre todas las cosas como dispone el primer mandamiento. Si hay renovado consumo de epístolas futuras, se avivará nuestro noviazgo inconsútil con el cuerpo doctrinal W-424. Para el caso de que se olvidaren de nosotros in aeternum, nos queda la vitalizadora relectura de 1.400 rectángulos de fibra de celulosa con el contenido más heterodoxo y espiritualmente subversivo disponible en este planeta nada frío. No es para quejarse.

Comentarios
Añadir nuevo Buscar RSS
+/-
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Website:
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 
Administrador  - re: UMMO EXISTE   |2008-06-30 13:21:59
Gracias por contar tus experiencias.
Saludos
Buf  - UMMO EXISTE   |2008-06-16 00:07:16
O cuento esto o reviento y estoy seguro de que otros estaréis en mi misma situación y yo qué sé, qué puedo hacer, si lee esto un ummita, bueno, al grano:
Hace unos 28 años (ahora tengo 40 tacos) que un grupo de amiguetes del cole nos dedicábamos a hacer ouija los fines de semana y fiestas de guardar. Pasamos por diversas experiencias con los que se nos presentaban como espíritus del bien o del mal y terminamos con la constumbre de la ouija cuando, un espíritu cabrón o entidad de la mala leche nos dijo que, en el plazo de una semana los participantes nos contajiaríamos del tifus, esto nos afectó a todos en gran medida y aún recuerdo una bronca de mi madre en un autobús de línea por mi extraño comportamiento, me negaba a sujetarme de los asideros por miedo a pescar el tifus, así estábamos de asustados. A partir de este momento nunca más hice ouija, mis amigos fueron a vivir cada uno a una ciudad diferente y en el bullir de la juventud perdimos todo contacto entre nosotros. En los años 90 estando en casa de otro amigo de la universidad me puse a ojear un libro con fotografías de supuestos platillos volantes y cosas así, ahí fué cuando vi el platillo con la H partida, su texto a pie de foto me dejó noqueado, deciá algo así como que venía del planeta UMMO y al ver UMO (sin H de humo) recordé que en la época de la ouija varias tardes nos movían el vaso unos tales "Ufos" proveniente del planeta Ummo (sin h de humo), nos hablaban de política, religión, tecnología... y nosotros los encontrabamos aburridísimos, nos empeñábamos en que nos dijeran lotería y quinielas, asuntos de amor con las chicas de la clase e infinidad de chorradas adolescentes , incluso preguntas de los exámenes. Como ellos no nos respondían a nada de esto sino que letra a letra disertaban sobre ética o a saber, todas las tardes teminábamos expulsándolos para contactar con entidades más interesantes. Qué barbaridad, no podéis saber lo que sentí al leer aquel pié foto y ver la imagen, inmediatamente le relaté la experiencia a mi amigo y el no me dijo que estaba loco pero seguro estoy de que no me creyó. Ahora tengo 40 años, Banesto me a entregado un portátil, ¡pero qué montón acerca de Ummo hay en la red! y cuantísimo habla de conspiracíones, qué conspirador pudo manejar las mentes de unos niños de tal manera. No escribo esto para que nadie que lo lea lo crea, lo escribo para los que sabéis y no necesitáis que nadie os convenza sobre lo que habéis vivido, para que almenos sepáis (no com yo) que no estáis solos y escribo para ti también, ummita, qué sentido tuvo aquello que yo ahora no lo encuentro, quizás necesito un empujoncito. En fin, DIOS ES UNO.
Dani   |2008-06-20 11:46:31
Interesante historia ¿te han pasado mas cosas?

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
Destacamos

Registrandote podras acceder a cursos de Musica y Produccion Musical, tutoriales, libros Esotericos, Misticos y de Ciencias, y cosas varias.

 
Artistas
Duos-Trios
Grupos-Bandas
Cantantes
Organistas-Cantantes
Vins Martí
Letras

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Pioneros del Rock
Bill Halley
Buddy Holly
Carl Perkins
Chuck Berry
Eddie Cochran
Elvis Presley
Gene Vincent
The Everly Brothers
Roy Orbison
Fats Domino
Jerry Lee Lewis
Little Richard
ROCKERS
Sonny Burgess
Bo Diddley
Ricky Nelson
Sleepy LaBeef
Johnny Burnette
Conway Twitty
Hay %s invitado en línea

Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail