Un Absurdo Ancestral (La Homosexualidad) Imprimir E-Mail

 

EL COLMO DEL CRETINISMO

La Biblia no es la palabra de Dios, sino apenas un libro histórico, escrito en diversas épocas por muchos autores, ignorantes y mediocres, que incluso no se conocían entre sí, y a quienes los espíritus del Error les transmitieron mensajes desviados. A todo esto hay que agregarle las traducciones erróneas, de buena fe o adrede, el ego de los relatores, sus ideas preconcebidas, los engramas y, por supuesto, el deterioro de sus decodificadores mentales. ¡Y en este libro se basan justamente quienes están en contra de la homosexualidad considerándola un pecado grave!

La Biblia y la homosexualidad.

 
 
Estimado profesor Velmont: En la Biblia hay referencias concretas en las cuales condenan inequívocamente la conducta homosexual masculina. El libro de Levítico 18:22 declara el principio: "No te acostarás con un varón como si fuera una mujer: es una abominación".

El segundo texto (Levítico 20:13) añade el castigo: "Si un hombre se acuesta con otro hombre como si fuera una mujer, los dos cometen una cosa abominable; por eso serán castigados con la muerte y su sangre caerá sobre ellos".

Quisiera saber la opinión del Grupo Elron sobre estos textos bíblicos y sobre la homosexualidad. Desde ya, agradecido.

Emilio J.

RESPUESTA

Apreciado Emilio: Desde ya te digo que la Biblia de ninguna manera puede ser tomada como una referencia a si la homosexualidad es buena o mala porque los textos bíblicos hablan de costumbres que incluso han cambiado con el tiempo, y lo que antes era inmoral hoy es perfectamente moral, y viceversa.

Además, la Biblia no es la palabra de Dios. ¿De dónde habrá salido esa tontería? ¿Cómo puede ser la palabra de Dios un libro tan disparatado y mentiroso?¿Y si no es la palabra de Dios, ¿por qué entonces vamos a afirmar tan imbécilmente que Dios condena eternamente a la homosexualidad?

Además, la Biblia es un libro que ha sido tergiversado, sea por ignorancia o para adaptarlo a los intereses creados de cada grupo religioso.

Por ejemplo, fueron suprimidas las palabras de Jesús donde decía que el hombre, para salvarse, no necesita de ningún intermediario ni de ninguna iglesia ni de ninguna religión. Y recalcaba que "cada uno saldría por las suyas de acuerdo a sus obras".

Esto fue suprimido porque ¿quién hubiera acudido a la iglesia si no era necesaria para la salvación?

La Biblia ha sido traducida infinidad de veces y sus párrafos tergiversados o directamente suprimidos. Hoy es solamente un libro de valor histórico que hay que leer "con pinzas" sin creer ciegamente todo lo que dice.

El profesor Jorge Olguín, director del Grupo Elron, ha opinado lo siguiente sobre la Biblia:

"La Biblia, como todo libro escrito por el hombre, tiene aciertos y errores... pero Saulo (Pablo), que además era homosexual, es el menos indicado para hablar de los pecadores, pues antes de convertirse oportunamente al cristianismo fue un asesino de cristianos... Él fue quien lapidó a San Esteban y ayudó a los romanos a perseguir a los mártires.

Por otro lado, déjate guiar por el sentido común... ¿Quién asesinó a Giordano Bruno? ¿Quién casi mató a Galileo Galilei? ¿Quién organizó las sangrientas Cruzadas? Pues fue la Religión, la iglesia, escudándose en el nombre de Dios... ¿Cómo lavan la sangre de sus manos? ¿Con supuestas confesiones? Lo dice la canción: un asesino confeso no revive a su muerto...

Nosotros solo predicamos el Servicio y el Amor, pero cada uno elige lo que quiere hacer... ¿Dogmas cercenantes? ¿Doctrinas asfixiantes? No creo que Dios quiera eso, y ya sabemos que Jehová (un eloah o dios menor) no tiene nada que ver con nuestro Padre, el Absoluto".

Lo que intento decirte con estas menciones es que si se toma todo lo que dice la Biblia al pie de la letra puede llevar a tremendos absurdos, y en especial con respecto a la homosexualidad.

La homosexualidad se consideraba en aquellos tiempos como una "abominación" porque para la errónea concepción hebrea el semen masculino contenía la totalidad de la vida naciente. Sin el conocimiento que tenemos ahora de los óvulos y de la ovulación se suponía que la mujer suministraba solamente el lugar de incubación.

De ahí que derramar semen por cualquier propósito no procreativo -en coitus interruptus (Génesis 38:1-11), en actos homosexuales masculinos o de masturbación masculina- se consideraba equivalente al aborto o al asesinato.

Corrobora este aserto el hecho de que los actos homosexuales femeninos no se consideraban tan seriamente y no se los menciona prácticamente en absoluto en todo el Antiguo Testamento.

Lo que sucede, en realidad, es que la Biblia no contiene ninguna ética sexual como creen aquellos delirantes que condenan la homosexualidad. La Biblia simplemente presenta un surtido de costumbres sexuales, algunas de las cuales cambiaron a través del milenio de historia bíblica.

Las costumbres son prácticas irreflexivas aceptadas por una comunidad dada, y muchas de las prácticas que la Biblia prohíbe nosotros las permitimos, y a la inversa, muchas de las prácticas que la Biblia permite nosotros las prohibimos.

Además, muchos pasajes bíblicos han sido forzados en su interpretación para extraer conclusiones interesadas sobre la homosexualidad.

Uno de ellos, por ejemplo, es donde se relata el intento de violación de los hombres de Sodoma (Génesis 19:1-29), ya que ése era un caso de varones ostensiblemente heterosexuales en un intento de humillar a los extranjeros tratándolos "como mujeres", es decir, despojándolos de su masculinidad.

Su brutal conducta no tiene nada que ver con el problema de si es legítimo o no un genuino amor expresado entre adultos del mismo sexo que consienten tal relación.

Y por supuesto que Dios no castigó a Sodoma y Gomorra, sino que se trató de una explosión atómica. ¡Ah, la estupidez humana no tiene fondo!

Otra de las cosas que hay que destacar es la forma artera en que se usa a la Biblia, es decir, ya que los textos bíblicos, con un poco de astucia, nos pueden decir lo que queramos que diga.

Como recién expresé, la Biblia expone costumbres morales -no principios éticos- que han cambiado con el tiempo.

Se puede catalogar a la Biblia como un libro sobre moralidad, pero no sobre ética, porque mientras la ética no cambia nunca, la moralidad cambia de acuerdo a las costumbres, y lo que es inmoral en un momento dado en otro es perfectamente moral y lo que es moral en un momento dado en otro es totalmente inmoral.

Por ejemplo, la sociedad actual está en general de acuerdo con la Biblia al rechazar el incesto, la violación, el adulterio, las relaciones sexuales con animales, pero disentimos con ella en muchas otras prácticas sexuales.

Así, la Biblia condena las siguientes conductas, que nosotros, por lo general, permitimos: las relaciones sexuales durante la menstruación, el celibato, la endogamia (práctica de contraer matrimonio personas de ascendencia común) dar nombre a los órganos sexuales, la desnudez (bajo ciertas circunstancias), la masturbación (exceptuado el Catolicismo), el control de la natalidad (exceptuado el Catolicismo). Y la Biblia también considera el semen y el flujo menstrual como impuros, lo que nosotros no.

La Biblia, por otra parte, permite conductas que hoy condenamos: la prostitución, la poligamia, el casamiento por levirato (obliga al hermano del que murió sin hijos a casarse con la viuda), el sexo con esclavos, el concubinato, el trato de la mujer como propiedad, el casamiento prematuro (para la niña de 11 a 13 años).

¿Por qué, entonces, apelamos a someter a prueba los textos de las Escrituras solamente en el caso de la homosexualidad, cuando nos sentimos perfectamente libres para discrepar con las Escrituras en la mayoría de otros temas sexuales?

La respuesta está en la mente enferma de quien usa la escrituras para apoyar sus ideas según le convenga.

En conclusión, la Biblia no puede ser tomada como referencia para condenar a la homosexualidad.

Te acompaño, asimismo, un artículo que te dará una idea mejor respecto del cuidado que se tiene que tener cuando se lee la Biblia.

LOS DISPARATES DE LA BIBLIA

Desde hace diez años, Laura C. Schlessinger (médica, psicóloga, autora de best sellers y consejera familiar) conduce en California el segundo Talk show más oído en Estados Unidos. Doce millones de personas la escuchan a través de 300 estaciones de radio y le formulan consultas que ella contesta. Es entrevistada en forma habitual en los principales diarios y cadenas de televisión y ha recibido todos los premios imaginables. Uno de sus diez libros se titula "Los diez mandamientos", el significado de la ley de Dios en la vida cotidiana. En uno de sus programas recientes dijo que la homosexualidad no podía ser consentida, apoyándose en el versículo 18:22 del Levítico: "No te echarás con varón como mujer, es abominación".

Un oyente le envió una amable carta, en la que le agradece sus enseñanzas. Para compartirlas con todos sus conocidos le pide "algún consejo adicional respecto a otras leyes bíblicas y cómo cumplirlas":

a) Me gustaría vender a mi hermana como esclava, tal y como indica el Éxodo, 21:7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?

b) El Levítico, 25:44, establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como mujeres, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mexicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?

c) Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su período de impureza menstrual (Levítico 5:19-24). ¿Cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero muchas se ofenden.

d) Tengo un vecino que insiste en trabajar en el Sábado. El Éxodo 35:2, establece que merece la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo?

e) En el Levítico 21:20 se establece que uno no puede acercar se al altar de Dios si ti ene un defecto en la vista. He de confesar que necesito anteojos para leer. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100 por ciento? ¿Se puede rebajar un poco esta condición?

f) La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo bien cortado y cuidado, incluso en la zona de las sienes, a pesar de que esto está expresamente prohibido por el levítico, 19:27. ¿Cómo han de morir?

g) Sé gracias al Levítico, 11:6-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. ¿Puedo seguir jugando al básquet si me pongo guantes?

h) Mi tío tiene una granja. Incumple lo que se dice en el Levítico 19:19, ya que siembra dos cultivos distintos en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). El, además, se pasa el día maldiciendo e insultando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos? (Lev 24:10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos? (Lev 20:14).

Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así que confío plenamente en su ayuda. Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable.

Hasta aquí el texto de la carta. Espero que tu pregunta haya quedado perfectamente aclarada.

Bienvenido al club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

¿El Grupo Elron está en contra de la prostitución y del concubinato?

Estimado profesor Velmont: Tengo dos dudas sobre el tema "Biblia, homosexualidad": A) ¿ por qué el Grupo Elron está en contra del concubinato? Me parece que cualquier pareja puede decidir vivir en unión libre sin ningún problema, porque no viola el libre albedrío que nos otorga dios. B) ¿ Por qué están en contra de la prostitución?, ya que leí en el tema que "El sexo es placer y cada uno lo obtiene como quiere y puede, y es lícito mientras no dañe a nadie".

Laureano S.

RESPUESTA

Apreciado Laureano: Has interpretado mal lo que decimos. Lo que decimos de la prostitución y del concubinato no está dicho desde el punto de vista del Grupo Elron, sino desde el punto de vista general de la sociedad.

Nunca hemos tratado específicamente el tema del concubinato y el de la prostitución.

Además, hay que separar las cosas: yo estoy en contra de la prostitución en el sentido de que es el último recurso al que apela una mujer para sobrevivir. Ofrécele a cualquier prostituta un trabajo decente y verás que de inmediato deja el oficio.

Tiene que estar muy aberrada una mujer para que le guste lo que hace. Esto es lo que cuestiono, que una mujer tenga que degradarse para sobrevivir. No cuestiono el sexo ni juzgo lo que hace.

Además, ¿y las inevitables enfermedades venéreas?

A poca distancia de donde yo vivo hay una zona donde se reúnen prostitutas ofreciendo sus servicios a los automovilistas que por allí circulan. A veces he pasado por allí a las 5 de la mañana y las he visto semidesnudas y tiritando de frío en pleno invierno... Y también he visto como la Policía se las lleva a la comisaría, obviamente para tener sexo gratis o sacarles el dinero o ambas cosas. ¿Tú estarías a favor de esto?

En cuanto al concubinato, tampoco estoy en contra de que una pareja decida vivir así, porque esta decisión no tiene nada que ver con lo espiritual sino con el libre albedrío, pero desde el punto de vista de un Estado organizado, siempre es mejor que las parejas legalicen su estado civil, de lo contrario la sociedad sería un caos, especialmente a causa de los eventuales hijos y de la sucesión.

Cuando hay concubinato, siempre hay perjudicados. Ésta es una cuestión muy compleja como para tratar aquí y ahora.

Bienvenido al club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.
Comentarios
Añadir nuevo Buscar RSS
+/-
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Website:
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail