John Denver Imprimir E-Mail
Índice del Artículo
John Denver
Página 2

Música Propia: VinsMarti.es

 

 



John Denver es reconocido como uno de los artistas más importantes de los años 70. Su estilo suave de interpretación del country-folk basado en un profundo amor por la naturaleza lo establecieron como uno de los cantantes más queridos por el público norteamericano. Su presencia limpia e inocente le llevaron a acumular admiradores de todas las edades y le abrieron las puertas en la actuación y en la acción humanaitaria.

 


Nació el último día de 1943 en Roswell, Nuevo México bajo el nombre de John Deutschendorf. Su padre era piloto de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y eso los llevó a mudarse por todo el sur del país y también en Japón, hasta que finalmente se establecieron en Fort Worh, Texas.

 


Su primer contacto con la música fue siendo un adolescente cuando su abuela le regaló una guitarra Gibson. A lo largo de la secundaria su vida social giraba en torno a la música, pero cuando llegó el momento de ir a la universidad decidió irse por el lado de la Arquitectura.

 


Sin embargo, la música siguió presente en su vida y gradualmente se fue dedicando más a ser cantante que a ser estudiante, hasta que se decidió por el escenario y cambió su nombre para presentarse como John Denver. Lo hizo para recordar a las Montañas Rocallosas, a los pies de las cuales yace la capital del Estado de Colorado.

 


Con una nueva identidad y con las metas más claras, en 1964 dejó los estudios y se fue a vivir a Los Ángeles en donde se presentó en varios clubes de música folk, además de grabar algunos demos.

 


Más tarde John Denver se unió al Chad Mitchel Trío luego de pasar por una selección que incluyó a más de 250 aspirantes. Denver entró como cantante a un grupo que había sido bastante popular pero que en ese momento estaba en el ocaso de su carrera. La capacidad como escritor de Denver ayudó a reavivar la existencia del grupo y logró un contrato con Mercury que los llevó a grabar varias pistas.

 


El trío cambió de nombre y pasó a llamarse Denver, Boise y Johnson, pero su vida fue corta y en 1969 John Denver salió para seguir su propia carrera en solitario. Ese año grabó su disco debut llamado “Rhymes and Reasons” que no alcanzó a ser un éxito por sí mismo, pero que puso a Denver en la atención de las disqueras cuando Peter, Paul & Mary tomaron “Leaving on a Jet Plane” del disco y la convirtieron en un éxito descomunal con su propio estilo.

 


Su siguientes LPs “Whose Garden Was This” y “Take Me to Tomorrow” tampoco tuvieron mayor aceptación, pero lo consolidaron como compositor y cantante, sobre todo porque tenía una base de seguidores muy arraigada en las universidades a las que visitaba con cierta regularidad para presentare.

 


Finalmente en 1971 “Poems, Prayers & Promises” lo puso en el firmamento artístico gracias a los sencillos "Take Me Home, Country Roads" y "Sunshine on My Shoulders" que vendieron más de un millón de copias cada uno.

 


A los 26 años Denver había acumulado 18 álbumes de oro y 10 de platino. “Hay algo en mi música que le habla a la gente”, dijo en una entrevista en 1981 luego de recibir el premio al Mejor Artista de RCA, luego de vender 10 millones de copias de su disco de grandes éxitos en todo el mundo.

 


“Annie's Song” (dedicada a su esposa) y “Back Home Again” siguieron la racha de éxitos de John Denver y para 1974 lo habían colocado como el artista más vendedor en Estados Unidos. Otros discos como “An Evening With John Denver” y “Widesong”, ambos de 1975, se convirtieron en fenómenos de ventas.

 


Ese año empezó a girar por Estados Unidos con 50 presentaciones anuales a razón de 15 mil personas por espectáculo. Su aparición más importante fue en 1984 en la Feria de San Luis ante 750 mil almas. Sus giras le llevarían a Candá, Europa, Hong Kong, Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra, las Filipinas y a la misma Unión Soviética.

 


Justo en la cima de su carrera John Denver fue reconocido por el gobernador de Colorado como el poeta del Estado. En ese momento su disquera “Windsong” era la responsable del exito “Afternoon Delight” de Starland Vocal Band, él apareció en una gran cantidad de especiales de televisión y en 1977 estelarizó la película “Oh, God!” junto a George Burns. Durante esa época también recortó significativamente su producción hasta 1980 con “Autograph”.

 


En 1981 se presentó junto a Plácido Domingo, pero en la medida en que avanzaban los años 80 su popularidad decaía. Mucho del declive obedecía a que ahora concentraba sus energías en temas humanitarios, ecológicos y relacionados con la paz mundial.

 


En 1985, durante su segunda visita a la Unión Soviética, el Sub director de Asintos Culturales de Leningrado presentó a Denver ante la prensa diciendo: “Hay un dicho ruso que dice que la primera manifestación de la primavera no nos dirá cómo será toda la estación, pero esa primera manifestación puede marcar el cambio a una estación más caliente. Esperamos que esta visita de Jhon Denver conduzca a una relación cultural más calida entre Estados Unidos y la Unión Soviética.” Denver respondió “Como artista y cantante estoy comprometido con construir entendimiento y amistad entre los pueblos.”

 


Sus esfuerzos por la paz y la desaparición del hambre le llevaron a escribir a Ronald Reagan y a Mihail Gorvachev para que destinaran más dinero a solventar los problemas del hambre que a las armas.

 


En 1987 se presentó en China, la Unión Soviética y en la recientemente devastada Chernobyl. El esfuerzo de John Denver por estrechar lazos entre las potencias enfrentadas en la Guerra Fría le llevó a grabar una canción contra el armamentismo junto al cantante soviético Alexandre Gradsky, la primera vez que el régimen permitía algo parecido.

 


Más tarde, en 1992, John Denver viajó aún más lejos para presentarse en China y en 1994 cantó en Vietnam, siendo la primera vez que un artista norteamericano cantaba después de la Guerra de Vietnam.

 


A lo largo de su vida John Denver recibió todo tipo de reconocimientos que van desde los que se entregan a los artistas, hasta los que solo se le dan a aquellas personas que hacen lo humanamente posible para hacer de este un mundo mejor.

 


Su pasión por la naturaleza lo llevó a convertirse en un excelente fotógrafo, su amor por los niños le valió un Grammy póstumo luego de su último disco dedicado a ellos y su gusto por la aviación se lo llevó el 12 de octubre de 1997 cuando tenía 53 años.

 


Fue una figura internacional dedicada a la paz y a la naturaleza. “La música”, explicó, “es verdaderamente el lenguaje universal. Une a la gente y nos permite experimentar el hecho de que las personas son iguales en corazón y espíritu, no importa que idioma hablemos, de que color seamos, la forma en que hacemos política o la expresión de nuestra fe; todos somos iguales.”


 
Siguiente >
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail