Inicio arrow Ciencia arrow Fisica arrow Introducción
Introducción Imprimir E-Mail

Introducción

¿Cómo se me ocurrió esta idea de escribir un “paper” o escrito acerca de este tema? ¿Cuál es la razón por la que lo hago? ¿Para quién lo hago? ¿Qué provecho, si es que alguno, obtendrán los lectores?

 

Desde hace aproximadamente algo mas de un año, en uno de mis viajes a Uruguay donde paso bastante tiempo solo, me tope con un libro de Isaac Asimov llamado El Universo; sin ninguna razón aparente o al menos que yo sea consciente me detuve a hojearlo y lo compré. Tal vez la razón deba buscarla en que siempre tuve una particular inclinación hacia los temas científicos, y según mi opinión, contrabalanceada por la no-inclinación hacia los temas artísticos como la poesía o la literatura; un cierto desequilibrio. Sea por la razón que fuere, compré el libro como muchas veces hago con otros libros y como creo que muchas personas compran cosas: impulsivamente. A partir de allí, me vi absorbido por la lectura del mismo, lo que me llevó a otro de Stephen Hawkings acerca de la Historia del Tiempo. En ellos me fui fascinando por la inter-relación que se mostraba entre lo grande: el cosmos y lo ultra pequeño, el mundo atómico, y por la búsqueda constante que siempre existió entre los hombres de llegar a conocer cuáles son los bloques últimos que componen todas las cosas que vemos y las que no vemos también. Esta situación, coadyuvada por disponer de cierto tiempo, me llevó a buscar con cierto interés lecturas que, si bien en sí mismas muchas veces me resultaban complejas e in-entendibles, producían en mi, al comprender una idea o concepto complejo, una rara sensación de felicidad. Durante la feria del libro de Buenos Aires del año 2000, busqué títulos relacionados, encontrando solo uno acerca de los llamados cazadores de partículas, personas estas que están a la búsqueda de los componentes últimos de la materia, como si fueran pequeños ladrillos de materia fundamental. Este campo de las partículas cuyos tamaños y vidas o duración son imposible de aprehender con la razón, es el mundo de la mecánica cuántica. A poco de entrar en este tema, del cual yo tenia referencias desde mis épocas de estudiante de ingeniería, sentí una fuerte atracción por tratar de comprenderlo a través de lo que para mí ya resulta un hobby: la lectura. Dando pie a muchos conocidos y familiares para que me hagan algunas bromas. Debo decir públicamente que mucho antes de mi paso por la Universidad ya tenía inclinaciones por las ciencias, es así que aún hoy conservo una enciclopedia de “Ciencia y Tecnología”, como también un libro llamado “Nuestro amigo el átomo”, que por alguna razón le pedí a mi madre que me lo comprara cuando aun estaba en la escuela primaria. Volviendo al tiempo actual, comencé una búsqueda sin ninguna guía especializada, y con la facilidad que brinda internet para encontrar títulos que tuvieran que ver con el tema. Dado que los mismos, deben tener poco mercado, me asombré por lo barato que resultan ciertos títulos que contenían un caudal de conocimientos, creatividad y esfuerzo humano dignos de otros precios. Así me lancé en una carrera de compra y lectura de libros, y de charlas y comentarios con amigos, los que normalmente terminaban en bromas a poco de comenzar, dado que no daba en el clavo acerca de cómo comunicar lo que estaba haciendo y fundamentalmente porqué lo hacia. Metido en este proceso, y basándome en algunos conocimientos pedagógicos que había adquirido, me propuse en algún momento escribir algo.

 

En primer lugar, para mí, porque creo que cuando uno intenta poner por escrito las ideas, las mismas se van clarificando en la mente del escritor, o al menos eso parece ya que de tanto jugar con los conceptos por más abstractos que estos sean, el entendimiento se familiariza con los mismos y los acepta a pesar de su complejidad, como naturales y fáciles; preguntémonos por ejemplo: ¿por qué menos por menos es mas y más por menos es menos?.

 

En segundo lugar porque por algún motivo, desconocido para mí, percibo con cierta fuerza una relación entre estos conceptos científicos y la fe en un Dios Creador; como también percibo lo que el filósofo George Steiner mencionaba en una entrevista publicada en la revista de La Nación:

 

...creo que en las ciencias se puede encontrar una moral de la verdad...

 

y la Verdad está en Dios.

 

En tercer lugar aunque como un subproducto, para aquellos que puedan encontrarse con este escrito, y que a través del mismo, puedan adquirir ciertos conceptos básicos y mínimos de esta “nueva física” (Ojo!! tiene ya mas de 100 años) más revolucionaria que la Teoría de la Relatividad de Einstein pero mucho menos conocida o al menos nombrada. Finalmente tengo la certeza de que esto lo hago porque tengo el tiempo para hacerlo por un lado y también la motivación. Así como hay personas que disfrutan leyendo poesía o ficción, o contemplando cuadros, yo disfruto, leyendo temas científicos, a pesar de que muchas veces, luego de repetir la lectura varias veces, no alcance a comprender totalmente el sentido de lo que se dice, al menos según palabras del filósofo alemán Josef Pieper, no con la razón como “ratio”, pero sí en mayor medida con la razón como “intellectus”. Esta idea de las dos facetas o facultades de la razón me parece sumamente interesante para lo cual nada mejor que leer lo que Pieper dice al respecto en su libro “El Ocio y la Vida Intelectual”:

 

La ratio es la facultad del pensar discursivo, del buscar e investigar, del abstraer, del precisar y concluir. El intellectus, en cambio, es el nombre de la razón en cuanto que es la facultad del “simplex intuitus”, de la simple visión, a la cual se ofrece lo verdadero como al ojo el paisaje. Ahora bien la facultad cognoscitiva espiritual del hombre, y así lo entendieron los antiguos, es ambas cosas: ratio e intellectus; y el conocer es una actuación conjunta de ambas. El camino del pensar discursivo está acompañado y entretejido por la visión comprobadora y sin esfuerzo del intellectus, el cual es una facultad del alma no activa sino pasiva, o mejor dicho receptiva; una facultad cuya actividad consiste en recibir... la actuación de la ratio , el pensar discursivo, es trabajo, actividad esforzada. La simple visión del intellectus, la intuición, sin embargo no es trabajo.

 

Yo agregaría que el intelecto, es esa faceta o facultad de la razón inexplicable que nos hace percibir que estamos ante algo importante, glorioso diría yo. Y aquí quisiera detenerme un poco mas sobre la relación que yo encuentro entre este tema tan científico y abstracto, y la fe. Muchas veces me ha pasado entrar en discusiones interesantes pero que difícilmente lleguen a conclusiones acerca de temas religiosos y de la fe. En estas, es común encontrar dos posiciones extremas, los dogmáticos que intentan por todos los medios o con cierta fuerza demostrar la lógica de la fe en la existencia de un Dios creador, y los escépticos o racionales que al no ver esa lógica (razón como ratio según Pieper) fundamentan la imposibilidad de la existencia de Dios. Bueno en este tema de la física cuántica, yo me encontré con explicaciones o hechos que muestran el comportamiento real y demostrado de ciertos eventos, a pesar de que eso que muestran se da patadas con el sentido común (de nuevo con la razón como ratio). Por eso a mí personalmente esto me llevó a preguntarme: ¿si estas cosas son así y los científicos no logran dar explicaciones satisfactorias para la lógica humana, por qué no podrá ser lo mismo con la existencia de Dios? ¿No será que si bien no podemos captarlo con la razón como ratio, infinidad de veces se nos hace presente a través de la razón como intellectus?. ¿No será cuestión de darle mas importancia a eso que muchos defenestran por ser particularidad de las mujeres que es la intuición?

 

Valga esto como introducción tal vez un poco larga y sobre todo muy diferente a lo que a partir de aquí será este “paper”, ya que tomará una dirección mas científica o mejor dicho de descripción de temas científicos, todos los cuales en mayor o menor medida están tomados de la referencia bibliográfica adjunta, la cual no sé si es mucha, buena o válida, pero es la que yo mismo me construí.

 

En este camino en que me he metido, me doy cuenta claramente de la importancia del maestro, que para esto yo aún no lo tengo y me gustaría encontrarlo. El maestro es aquel que me diría, lee primero esto, ahora fíjate en esto, tratá de explicarte aquello otro, compará lo que dicen fulano y mengano del mismo tema.

 

Quisiera por último ser muy claro respecto al origen de lo escrito; no son aportes originales sino que intento explicar con mis palabras y también transcribiendo directamente las palabras de los diferentes autores todos los temas. Si no hiciera referencia directa a esta situación, sentiría que estoy plagiando dado que alguien podría pensar que el aporte es original cuando no lo es. No obstante esta aclaración considero que hay un cierto esfuerzo de mi parte y aporte original, dado que lo escrito está ordenado y digerido luego de una lectura mas esforzada que apunta a clarificar conceptos.

Comentarios
Añadir nuevo Buscar RSS
+/-
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Website:
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
 
Artistas
Duos-Trios
Grupos-Bandas
Cantantes
Organistas-Cantantes
Vins Martí
Letras

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Pioneros del Rock
Bill Halley
Buddy Holly
Carl Perkins
Chuck Berry
Eddie Cochran
Elvis Presley
Gene Vincent
The Everly Brothers
Roy Orbison
Fats Domino
Jerry Lee Lewis
Little Richard
ROCKERS
Sonny Burgess
Bo Diddley
Ricky Nelson
Sleepy LaBeef
Johnny Burnette
Conway Twitty
No hay usuarios conectados
 
 
Go to the Front Page Contact us Return to Blizzard.com
Blizzard Entertainment Battle.net Go to the Front Page Contact us Return to Blizzard.com
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail