Inicio arrow Jerry Lee Lewis
Jerry Lee Lewis Imprimir E-Mail

Música Propia: VinsMarti.es

Español

Jerry Lee Lewis, The Killer, el asesino de Louisiana, sí que se ajusta a lo que uno espera de una estrella del Rock & Roll: juerguista, mujeriego, macarra, vacilón, bronca…. Con un par de pelotas de fuego. Además, es probablemente el único de las grandes estrellas del Rock and Roll de los cincuenta que nunca se vendió lo más mínimo, como vais a ver en este artículo.

Nuestro protagonista nace en Ferriday (Louisiana) el 29 de septiembre de 1935. Es el segundo hijo de Elmo y Mary Ethel. Cuando aun es muy pequeño (tres años según unas fuentes, cuatro según otras), su hermano mayor, Elmo Jr., muere atropellado por un camión, por lo que va a crecer como hijo único hasta que, años más tarde, sus padres tienen dos hijas más (Linda Gail y Frankie Jean). Los padres de Jerry eran ambos bastante religiosos y muy aficionados a la música, afición que transmitieron a sus hijos. El padre de Jerry, que tocaba el piano y la guitarra, llegó a firmar con la Sun en los cincuenta (aunque probablemente fue una maniobra de Sam Phillips para mantener a Jerry Lee en su compañía). Su madre, a la que llamaban cariñosamente Mamie, hizo los coros a Jerry en un tema Gospel. Sus hermanas también grabaron en los estudios de la Sun, y Linda tiene actualmente su propia carrera musical. Frankie Jean lleva el museo familiar de Ferriday y es también buena cantante. Pero no nos desviemos: Elmo era granjero, pero no el típico granjero tranquilo y bonachón. Su carácter salvaje le llevó a la trena más de una vez. En los momentos bajos encontraba consuelo en sus discos de Jimmie Rodgers. Mamie era muy aficionada al Gospel y una mujer profundamente religiosa. Estos dos estilos, Country y Gospel, fueron las influencias básicas de Jerry Lee.

Poco a poco, la música se va convirtiendo en su principal afición. Los sábados por la noche se iba con algunos coleguitas a la trasera del cine de Ferriday para escuchar por el morro las canciones de las pelis musicales que allí se proyectaban. Su ídolo era el country-man Gene Autry, que protagonizaba multitud de películas por aquella época. De todos modos, tampoco es fácil reconstruir la infancia del Killer porque, entre su gran imaginación y la priba que se mete, se inventa cantidad de rollos que luego coloca a los periodistas incautos. Es por esto por lo que sus biografías están llenas de trolas gordísimas.

Según cuenta la leyenda, Jerry Lee tocó su primera melodía al piano cuando tenía ocho años y sin aprendizaje previo. Un día que la familia del cantante había ido a visitar a una tía, el crío se subió al banco del piano y, tras teclear unos minutos al azar, acabó tocando la melodía de Silent night. Los Lewis se quedaron con la boca abierta e hipotecaron la casa familiar para comprarle un piano vertical, un Stax, que todavía conserva.

A partir de los 12-13 tacos, Jerry empieza a frecuentar los locales de los negros de Ferriday en busca de un buen pianista (en aquella época no había prácticamente ningún grupo Country con piano), acompañado de su primo Mickey Gilley (actualmente uno de los hombres que manejan la industria Country de Nashville, compositor, cantante y hombre de negocios, dueño del Gilley’s, uno de los clubes Country más célebres de EE.UU.) y de su colega Jimmy Lee Swaggart (hoy en día uno de los predicadores más conocidos del país). Se hicieron asiduos de un club llamado Haney’s Big House, regentado por su tío Lee Calhoun, donde verían tocar a algunos de los grandes del Blues de los ‘40-’50. Por aquel entonces, Jerry Lee estudiaba piano con un profesor y estaba obstinado en interpretar a los clásicos a ritmo de Boogie-Woogie. A los 13 ya tenía el dominio del piano que sigue poseyendo ahora.

Lewis realiza su primera actuación pública el 29 de septiembre de 1949 (curiosamente, el día de su cumpleaños). El promotor, Lloyd Paul, concesionario de la Ford en Ferriday, había montado un espectáculo para promocionar los nuevos modelos de la marca, durante el que Jerry, acompañado por una banda local de Country, iba a interpretar un Blues famoso aquellos días: Drinkin’ wine, spoo-dee-o-dee. Al acabar el tema se pasó el sombrero para el artista, recogiendo 14 dólares. Se dice que Lewis, al ver tanta pasta, decidió dedicarse a la música. A partir de entonces, él y su viejo montan cada fin de semana el piano en la parte trasera de la furgoneta familiar y se van a dar un bolo a algún pueblo cercano.

A los 15 años ya toca regularmente en una serie de locales como el Blue Cat de Natchez (Mississippi) y tiene un show radiofónico de 20 minutos en la emisora WNAT. Hizo poco dinero con esas actuaciones hasta que consiguió su primer trabajo fijo en el Hilltop Club, también en Natchez. l a ritmo de Boogie-Woogie. El 21 de febrero de 1952 contrae el primero de sus múltiples matrimonios con Dorothy Barton, de 17 años. La historia cuenta que los hermanos de Dorothy obligaron al joven Lewis a casarse con ella. Una boda con novios tan jóvenes no era algo demasiado raro en aquella época y aquel lugar, pero de todos modos fue un fracaso y a los pocos meses Jerry ya estaba picoteando en otras flores. Lewis también seguía estudiando y, tras graduarse en el instituto, su madre, preocupada por él, la matricula en un centro religioso: el Waxahachie Bible College, dedicando parte de su tiempo a Dios mientras que otra parte, la nocturna, se la dedicaba a la juerga. Casi inmediatamente expulsan a Lewis del colegio, pero no por sus juergotes, sino porque al director no le moló que durante un servicio religioso el futuro Killer tocara en el órgano My God is rea.

Jerry siguió poniendo los cuernos a su joven esposa hasta que dejó embarazada a una tal Jane Mitcham, que fue con la historia a su padre y Lewis tuvo que casarse a punta de pistola, lo que le convertía en bígamo, pero parece ser que su primer matrimonio no fue del todo legal y eso le salvó de la trena. El 2 de noviembre de 1954 nace Jerry Lee Lewis Jr. De vuelta a la vida normal después de la expulsión del colegio religioso, Jerry Lee necesitaba ganarse el pan. Vende máquinas de coser y vacunas para el ganado durante una época hasta que consigue trabajo como batería en la banda del pianista Paul Whitehead, que actuaba en el Wagon Wheel, en Natchez, cómo no. Lewis intentó también dar a conocer su propia música, pero con repetidos fracasos.

Fue rechazado en una audición en Shevreport para una gira regional de músicos Country, aunque aprovecha el viaje para grabar su primer disco: una demo con los temas I don´t hurt no more y If I ever needed you. Lo mueve por donde puede y, tras un cierto éxito en la Feria del estado De Louisiana, decide ir a Memphis.

Estamos en 1956. Jerry Lee se presenta en la Sun Records, pero Phillips no está (se ha tomado sus primeras vacaciones en mucho tiempo, tras el follón del lanzamiento de Elvis Presley y Carl Perkins). Jerry, que ha venido con su padre en la furgona, ha tenido que vender dos docenas de huevos para pagar la gasolina y no se resigna a que todo haya sido para nada. Tras mucho dar la brasa, consigue que Marion Keisker, la ya famosa gracias a estos artículos secretaria de la Sun, le arregle una audición con Jack Clement, mano derecha de Sam Phillips. Jerry le suelta que puede tocar el piano como Chet Atkins, ante lo que Jack se queda cuajado, puesto que Chet es guitarrista. Lo comprende a la perfección cuando le oye tocar, pero le sugiere que deje el Country y aprenda algo de Rock & Roll, que es lo que la Sun quiere en ese momento. Jerry Lee responde tocando un tema que acaba de componer, The end of the road, así como alguna pieza Country que ha modernizado. Clement lo graba todo y se lo pone a Phillips nada más volver éste. El baranda de la Sun, al oír Crazy arms, pide a Jack que llame a Jerry Lee. “Era como si alguien me hubiera leído el pensamiento –diría después Sam-. Precisamente, en aquellos días, quería encontrar algún pianista que fuese capaz de desplazar un poco el papel de protagonismo que tenía la guitarra en el Rock”. Pero ni Clement ni Phillips se acuerdan después de telefonear a Jerry y tiene que ser éste, cansado de esperar, el que se presente cabreado en la Sun. Inmediatamente, Lewis es presentado a Phillips y éste le mete enseguida en el estudio.

El 1 de diciembre de 1956 aparece el primer single de Jerry Lee Lewis. En pocas semanas se coloca en los últimos lugares de las listas Country, pero si el tema principal, Crazy arms, es ensalzado por la crítica, la cara B, un Rock & Roll compuesto por Lewis, es ignorada. Al ver el éxito relativo del disco, el olfato de Phillips le dice que tiene algo y encarga a Clement que se dedique en exclusiva a hacer de Jerry Lee la nueva estrella de la Sun. Phillips y Clement deciden que lo que necesita Lewis para dar el bombazo es una buena canción. Mientras buscan este tema, le ponen a currar de pianista de sesión para otros intérpretes de la discográfica. Entre las canciones en las que participa están Matchbox y Pink pedal pushers de Carl Perkins, Miss Froggie de Warren Smith o Red hot de Billy Lee Riley.

Tras su primera gira como miembro de la escudería de la Sun, junto a Billy Lee Riley y sus Little Green Men, en abril de 1957, aparece su segundo single, con It’ll be me, compuesta por Jack Clement, en la cara A, y Whole lotta shakin’ goin´ on, en la cara B, que pronto alcanzaría un gran éxito (se venderían más de un millón de copias). Sobre esto habían discutido Lewis y Phillips porque el cantante siempre pensó que Whole lotta… debía ser la cara A. Tras el éxito de esta canción en los estados del Sur, Phillips valora más aun el talento de Jerry y decide promocionarlo a escala nacional. Jerry y Judd, el hermano de Sam, se trasladan a Nueva York para tratar de aparecer en el show de Steve Allen, único capaz de competir con Ed Sullivan. Jerry sólo necesita tocar dos canciones para que le admitan en el show. Al día siguiente todo EE.UU. habla de Jerry lee Lewis, una nueva estrella del Rock de 22 tacos que canta como un poseso y que incluso le ha pegado una patada al banco del piano a mitad de canción. Sam, viendo este éxito, decide que todos los esfuerzos de la Sun irán encaminados a hacer de Jerry el número uno del Rockabilly. Mientras Sam busca una nueva canción para repetir el pepinazo, un músico de Nueva York, Otis Blackwell (compositor de temas de Elvis como Don’t be cruel o I’m all shook up) ha quedado muy impresionado con la actuación televisiva del Killer y tiene una canción para él. Se trata de un tema compuesto por otro músico llamado Jack Hammer. Entre Blackwell y Hammer adaptan la canción al estilo de Lewis y la mandan a la Sun. Antes de que Jerry Lee acabara de escucharla, ya estaba decidido a grabarla. El 3 de diciembre ya está en las tiendas y, a las pocas semanas, Great balls of fire (así se llama el tema) está entre las 10 primeras canciones de las listas y Jerry es contratado para actuar en la peli Jamboree, con Jimmy Van Eaton a la batería y su primo J. W. Brown al bajo.

Es en esta época cuando consigue su apodo de The Killer (el asesino). No se sabe exactamente de dónde viene. Jerry dice que una noche, durante un concierto, alguien del público le gritó: “Kill the Rock and Roll!” (“¡Asesina al Rock and Roll!”) y que desde ese momento se convirtió en el Killer. En 1957, Lewis ya es cabeza de cartel en las giras y la prensa le señala como un serio competidor de Elvis por el trono del Rock’n’Roll. Jerry Lee Lewis es la hostia: toca el piano de una manera alucinante, y lo hace con las manos, con los pies, con el culo y subido encima de él. La anécdota más conocida del Killer, que demuestra a la perfección su temperamento, ocurrió en una ocasión en la que tuvo que tocar de telonero de Chuck Berry en un show organizado por Alan Freed. A Jerry Lee no le hacía gracia ser telonero de nadie, por lo que, mientras despedía su actuación con el Whole lotta shakin’…, roció el piano con gasofa, le prendió fuego y dijo: ”Me gustaría ver qué hijo de puta supera esto”. Cada una de sus actuaciones era única, derrochando fuerza y espontaneidad.

Durante las giras, Jerry iba acompañado por su familia, dada la duración de éstas. Pronto los otros músicos de su banda hacen lo mismo. Esto va a provocar la atracción mutua entre Jerry Lee y Myra, la hija de su primo y bajista J.W. Brown. Jerry acaba divorciándose de su segunda esposa y casándose con Myra en diciembre, pero se decide mantenerlo en secreto por cuestión de imagen.

El siguiente disco de éxito es Breathless, compuesto por Otis Blackwell. Al mismo tiempo, Jerry rueda su segunda película: High school confidential (título también de otro de sus éxitos), con la macicísima Mamie Van Doren. En mayo de 1958 se va de gira a Inglaterra, gira que no empieza bien porque aunque sus canciones molan a la juventud inglesa, allí los músicos no acostrumbaban a llevar de gira a sus familias, por lo que la prensa musical del país se burla de él y habla de “el circo de Jerry Lee Lewis”. Y llega el mazazo: algún periodista descubrió el matrimonio oculto y tildó a Jerry de obseso sexual. La carca sociedad inglesa no encontraba ninguna justificación a que un tío de 23 años se casase con su prima de 13. Encima, Jerry, intentando explicarlo, la caga más.

He aquí la explicación que dio: “Myra es mi esposa. Estamos legalmente casados. Yo mismo me casé por primera vez a los catorce años. Entonces, cuando estaba casado, conocí a June. Un día, June me dijo que iba a tener un hijo, y como sus padres y sus hermanos me amenazaron con matarme si no me casaba con ella, tuve que hacerlo. Por eso era mi anterior matrimonio el que no estaba en regla, ya que yo ya estaba casado. Era bígamo. Pero ahora me he divorciado de mis dos anteriores esposas, ya estoy casado con Myra. Todo es legal. Ella es mi esposa.” Evidentemente, con estas palabras la acaba de liar del todo. Pero la cosa sigue: Jerry, en plan no-tengo-nada-de-que-arrepentirme, saca a su esposa a escena al final de los conciertos y también manda unas fotos a la prensa en las que aparece comiendo guisantes que Myra le introduce en la boca con una cuchara. Tras sólo tres actuaciones y ante el boicot del público inglés, la gira es cancelada y Jerry Lee y compañía vuelven a casa.

 

Cuando la noticia llega a EE.UU., jode la carrera de Jerry Lee Lewis. Sus discos dejan de sonar en la radio y ningún promotor le contrata. Jerry Lee Lewis, sencillamente, no existe. Nuestro protagonista, en su línea, en vez de intentar enterrar el asunto, planta cara. Su siguiente single es The return of Jerry Lee, donde, a través de una supuesta entrevista con respuestas extraídas de sus canciones, se ríe de los británicos, incluyendo a la Reina. También se dedica a aparecer ante la prensa botella de whisky en ristre y pegándose vaciles entre carcajada y carcajada. En un año, Jerry ya está tocando en garitos de tercera, y aunque seguía grabando para la Sun, sus discos ya no sonaban. Para colmo, la mala racha sigue: se vuelve a divorciar, el hijo que había tenido con Myra muere ahogado en la piscina de su casa y Hacienda le embarga un coche y algunas joyas por evasión de impuestos.

Pero Jerry Lee Lewis es Jerry Lee Lewis, y en los sesenta, olvidado el pifostio de su matrimonio, vuelve a tener éxito y realiza varias giras por el Reino Unido. Con el tiempo, va inclinándose por el Country, pero sin dejar nunca de lado el Rock & Roll. Entre 1968 y 1973 consigue más de una docena de éxitos con Mercury/Smash como Another time, another place (Smash, 1968), What´s made Milwaukee famous (Smash, 1968) o una nueva versión de Drinkin´ wine spoo-dee-o-dee (Mercury, 1973). Por esta época también se reeditaron con éxito varios singles grabados en la Sun, como Invitation to your party (Sun, 1969) o Waiting for a train (Sun, 1970), temas que en su día no alcanzaron las listas. Pero, excepto las grabaciones que hizo en Londres en 1973 con más de una docena de jóvenes músicos de Rock como Peter Frampton, Rory Gallagher, Albert Lee o Gary Wright, los discos de esta época no han recibido demasiada atención fuera de los ambientes Country y Rockers.

En 1977, ficha por Elektra, donde graba una serie de LP’s cojonudos acompañado por el legendario guitarrista James Burton. Sigue haciendo giras por EE.UU., Francia e Inglaterra (donde es aclamado con mayor entusiasmo que en su país) como una superestrella más, machacando el piano, riéndose del público y armando el taco.

Pero mientras todo esto ocurría, su vida privada seguía llena de borracheras, broncas, juicios, divorcios y tragedias. En 1973 muere en un accidente de coche su hijo Jerry Lee Jr. Su mujer Jaren Pate le pide el divorcio en diciembre de ese mismo año. Después de tantos años de juerga y priba, en 1981 ingresa en un hospital con una úlcera sangrante. Todo el mundo piensa que la va a diñar, pero mala hierba nunca muere. En 1983 se casa con Shawn Michelle Stevens, que muere dos meses después de sobredosis. En 1984 se casa por sexta vez en Memphis con una tal Kerrie McCarver, de 22 años (joder con el abuelo).

En 1986 pasa de Elektra a MCA donde permanece durante cuatro años. Ese mismo año, Jerry Lee, Carl Perkins, Johnny Cash y Roy Orbison graban un álbum juntos en los estudios de la Sun. También hacen un vídeo musical. En 1989 se filma la famosa película sobre su vida protagonizada por Dennis Quaid y titulada Great balls of fire.

Hoy en día, Jerry Lee Lewis, su mujer y su hijo viven en el rancho Lewis, en Nesbit (Mississippi). El asesino ha seguido tocando y grabando hasta la actualidad, acompañado por The Killer Band, compuesta por Kenny Lovelace (guitarra), James Burton (guitarra), B.B. Cunningham (bajo eléctrico) y Robert Hall (batería). A veces se les unen su esposa Kerry, su hijo Jerry Lee Lewis III (“Lee”) y su suegro Bob McCarver. Según las últimas noticias que han llegado a mis oídos, The Killer anda últimamente de hospitales y cancelando conciertos.

El último que dio fue en La Casa del Blues, en Orlando (Florida), el 20 de mayo de este año. Ya en mis tiempos de rocker adolescente era una tomadura de pelo muy común contarle a los colegas que habías oído que Jerry Lee Lewis la había palmado en un juergote, o en un accidente de coche con un par de putas al lado o algo por el estilo. Siempre era mentira. El Asesino de Louisiana nunca morirá. Él no.


Artículo escrito por Roberto Blanco Tomás
 

Un pequeño homenaje, en MP3, interpretado por Vins Martí:
Great Balls Of Fire

Inglish

Inglish

Is there an early rock & roller who has a crazier reputation than the Killer, Jerry Lee Lewis? His exploits as a piano-thumping egocentric wild man with an unquenchable thirst for living have become the fodder for numerous biographies, film documentaries, and a full-length Hollywood movie. Certainly few other artists came to the party with more ego and talent than he and lived to tell the tale. And certainly even fewer could successfully channel that energy into their music and prosper doing it as well as Jerry Lee. When he broke on the national scene in 1957 with his classic “Whole Lotta Shakin’ Goin’ On,” he was every parents’ worst nightmare perfectly realized: a long, blonde-haired Southerner who played the piano and sang with uncontrolled fury and abandon, while simultaneously reveling in his own sexuality. He was rock & roll’s first great wild man and also rock & roll’s first great eclectic. Ignoring all manner of musical boundaries is something that has not only allowed his music to have wide variety, but to survive the fads and fashions as well. Whether singing a melancholy country ballad, a lowdown blues, or a blazing rocker, Lewis’ wholesale commitment to the moment brings forth performances that are totally grounded in his personality and all singularly of one piece. Like the recordings of Hank Williams, Louis Armstrong, and few others, Jerry Lee’s early recorded work is one of the most amazing collections of American music in existence.

He was born to Elmo and Mamie Lewis on September 29, 1935. Though the family was dirt poor, there was enough money to be had to purchase a third-hand upright piano for the family’s country shack in Ferriday, LA. Sharing piano lessons with his two cousins, Mickey Gilley and Jimmy Lee Swaggart, a ten-year old Jerry Lee Lewis showed remarkable aptitude toward the instrument. A visit from piano-playing older cousin Carl McVoy unlocked the secrets to the boogie-woogie styles he was hearing on the radio and across the tracks at Haney’s Big House, owned by his uncle, Lee Calhoun, and catering to blacks exclusively. Lewis mixed that up with gospel and country and started coming up with his own style. He even mixed genres in the way he syncopated his rhythms on the piano; his left hand generally played a rock-solid boogie pattern while his right played the high keys with much flamboyant filigree and showiness, equal parts gospel fervor and Liberace showmanship. By the time he was 14, by all family accounts, he was as good as he was ever going to get. Lewis was already ready for prime time.

But his mother Mamie had other plans for the young family prodigy. Not wanting to squander Jerry Lee’s gifts on the sordid world of show business, she enrolled him in a bible college in Waxahatchie, TX, secure in the knowledge that her son would now be exclusively singing his songs to the Lord. But legend has it that the Killer tore into a boogie-woogie rendition of “My God Is Real” at a church assembly that sent him packing the same night. The split personality of Lewis, torn between the sacred and the profane (rock & roll music), is something that has eaten away at him most of his adult life, causing untold aberrant personality changes over the years with no clear-cut answers to the problem. What is certain is that by the time a 21-year-old Jerry Lee showed up in Memphis on the doorstep of the Sun studios, he had been thrown out of bible college; been a complete failure as a sewing-machine salesman; been turned down by most Nashville-based record companies and the Louisiana Hayride; been married twice; in jail once; and burned with the passion that he truly was the next big thing.

Sam Phillips was on vacation when he arrived, but his assistant Jack Clement put Roland Janes on guitar and J.M. Van Eaton on drums behind Lewis, whose fluid left hand made a bass player superfluous. This little unit would become the core of Lewis’ recording band for almost the entire seven years he recorded at Sun. The first single, a hopped-up rendition of Ralph Mooney’s “Crazy Arms,” sold in respectable enough quantities that Phillips kept bringing Lewis back in for more sessions, astounded by his prodigious memory for old songs and his penchant for rocking them up. A few days after his first single was released, Jerry Lee was in the Sun studios earning some Christmas money, playing backup piano on a Carl Perkins session that yielded the classics “Matchbox” and “Your True Love.” At the tail end of the recording, Elvis Presley showed up, Clement turned on the tape machine, and the impromptu Million Dollar Quartet jam session ensued, with Perkins, Presley, and Lewis all having the time of their lives.

With the release of his first single, the road beckoned and it was here that Lewis’ lasting stage persona was developed. Discouraged because he couldn’t dance around the stage strumming a guitar like Carl Perkins, he stood up in mid-song, kicked back the piano stool and, as Perkins has so saliently pointed out, “a new Jerry Lee Lewis was born.” This new-found stage confidence was not lost on Sam Phillips. While he loved the music of Carl Perkins and Johnny Cash, he saw neither artist as a true contender to Elvis’ throne; with Lewis he thought he had a real shot. For the first time in his very parsimonious life, Sam Phillips threw every dime of promotional capital he had into Lewis’ next single, and the gamble paid off a million times over. “Whole Lotta Shakin’ Goin’ On” went to number one on the country and the R&B charts, and was only held out of the top spot on the pop charts by Debbie Reynolds’ “Tammy.” Suddenly Lewis was the hottest, newest, most exciting rock & roller out there. His television appearances and stage shows were legendary for their manic energy, and his competitive nature to outdo anyone else on the bill led to the story about how he once set his piano on fire at set’s end to make it impossible for Chuck Berry to follow his act. Nobody messed with the Killer.

Jerry Lee’s follow-up to “Shakin’” was another defining moment for his career, as well as for rock & roll. “Great Balls of Fire” featured only piano and drums, but sounded huge with Phillips’ production behind it. It got him into a rock & roll movie (Jamboree) and his fame was spreading to such a degree that Johnny Cash and Carl Perkins left Sun to go to Columbia Records. His next single, “Breathless,” had a promotional tie-in with Dick Clark’s Saturday night Bandstand show, making it three hits in a row for the newcomer.

But Lewis was sowing the seeds of his own destruction in record time. He sneaked off and married his 13-year-old cousin, Myra Gale Brown, the daughter of his bass-playing uncle, J.W. Brown. With the Killer insisting that she accompany him on a debut tour of England, the British press got wind of the marriage and proceeded to crucify him in the press. The tour was canceled and Lewis arrived back in the U.S. to find his career in absolute disarray. His records were banned nationwide by radio stations and his booking price went from $10,000 a night to $250 in any honky tonk that would still have him. Undeterred, he kept right on doing what he had been doing, head unbowed and determined to make it back to the bigs, Jerry Lee Lewis style. It took him almost a dozen years to pull it off, but finally, with a sympathetic producer and a new record company willing to exact a truce with country disc jockeys, the Killer found a new groove, cutting one hit after another for Smash Records throughout the late ’60s into the ’70s. Still playing rock & roll on-stage whenever the mood struck him (which was often) while keeping all his releases pure country struck a creative bargain that suited Lewis well into the mid-’70s.

But while his career was soaring again, his personal life was falling apart. The next decade and a half saw several marriages fall apart (starting with his 13-year-long union with Myra), the deaths of his parents and oldest son, battles with the I.R.S., and bouts with alcohol and pills that frequently left him hospitalized. Suddenly the Ferriday Fireball was nearing middle age and the raging fire seemed to be burned out.

But the mid-’80s saw another jump start to his career. A movie entitled Great Balls of Fire was about to be made of his life and Lewis was called in to sing the songs for the soundtrack. Showing everyone who was the real Killer, Lewis sounded energetic enough to make you believe it was 1957 all over again with the pilot light of inspiration still burning bright. He also got a boost back to major-label land with a one-song appearance on the soundtrack for Dick Tracy.

With box sets and compilations, documentaries, a bio flick, and his induction to the Rock & Roll Hall of Fame all celebrating his legacy, Lewis still continued to record and tour, delivering work that vacillated from tepid to absolutely inspired. While his influence will continue to loom large until there’s no one left to play rock & roll piano anymore, the plain truth is that there’s only one Jerry Lee Lewis and American music will never see another like him. ~ Cub Koda, All Music Guide.

A little tribute in MP3, by me: Great Balls Of Fire
Great Balls Of Fire

 

Videos

Great Balls Of Fire

 

You shake my nerves and you rattle my brain
Too much love drives a man insane
You broke my will, but what a thrill
Goodness, gracious, great balls of fire!!

I laughed at love ’cause I thought it was funny
You came along and moooved me honey
I’ve changed my mind, this girl is fine
Goodness, gracious, great balls of fire!!

Kiss me baby, ooooh it feels good
Hold me baby, wellllll you’re gonna let me love you like a lover should
Your fine, so kind
Got to tell this world that your mine mine mine mine
I chew my nails and then I twiddle my thumbs
I’m real nervous, but it sure is fun
C´mon baby, you’re drivin’ my crazy
Goodness, gracious, great balls of fire!!

Wellllll
Kiss me baby, ooooh it feels good
Hold me baby,
let me love you like a lover should
Your fine, so kind
Got to tell this world that your mine mine mine mine
I chew my nails and then I twiddle my thumbs
I’m real nervous, but it sure is fun
C´mon baby, you’re drivin’ my crazy
Goodness, gracious, great balls of fire!!
________________________________

Whole Lotta Shakin' Goin' On

Come over baby
whole lot of shakin’ goin’ on
Yes, I said come over baby
baby you can’t go wrong
We ain’t fakin’
Whole lot of shakin’ goin’ on

Well I said come over baby
we got chicken in the barn
oooh… huh..
Come over baby
babe we got the bull by the horn-a
We ain’t fakin’
Whole lot of shakin’ goin’ on

Chorus

Well I said shake baby shake
I said shake baby shake
I said shake it baby shake it
I said shake baby shake
Come on over
Whole lot of shakin goin’ on

Ahhhhh Let’s Go !

Bridg

Well I said come over baby
we got chicken in the barn
Who’s barn
what barn
my barn
Come over baby well, we got the bull by the horns
We ain’t fakin’
Whole lot of shakin’ goin’ on

Easy Now (lower)
Shake it Ahhhh… Shake it babe
Yeah…. You can shake one time for me
Well I said come over baby
Whole lot of shakin’ goin’ on

Now lets get real low one time now
Shake baby shake
All you gotta honey is kinda stand in one spot
wiggle around just a little bit
thats what you gotta do yeah….
Oh babe whole lotta shakin’ goin’ on
Now let go one time
_____________________________

Jerry Lee Lewis & Brian May - High School Confidential -Live

You better open up honey its your lover boy me that’s a knockin’
You better listen to me sugar all the cats are at the High School rockin’
Honey get your boppin’ shoes Before the juke box blows a fuse
Got everbody hoppin’ everybody boppin’

Boppin’ at the High School Hop
Boppin’ at the High School Hop
Shakin’ at the High School Hop
I’ve rollin’ at the High School Hop
I’ve been movin’ at the High School Hop

Everybodys hoppin’ Everybody’s boppin’
Boppin’ at the High School Hop
Come on little baby gonna rock a little bit tonight
Woooh I got get with you sugar gonna shake things up tonight
Check out the heart beatin’ rhythm cause my feet are moving smooth and light

Boppin’ at the High School Hop
Shakin’ at the High School Hop
Rollin’ at the High School Hop
Movin’ at the High School Hop
Everybodys hoppin’ just a boppin’ just a boppin’

Piano Solo!

Come on little baby let me give a piece good news good news good news
Jerry Lee is going to rock away all his blues
My hearts beatin’ rhythm and my soul is singin’ the blues
Oooooh Boppin’ at the High School Hop
Shakin’ at the High School Hop
Rollin’ at the High School Hop
Gettin’ it at the High School Hop
Everybodys hoppin’ Everybody’s boppin’
Boppin’ at the High School Hop

Solo Time!

Boppin’ at the High School Hop
Shakin’ at the High School Hop
Rollin’ at the High School Hop
Movin’ at the High School Hop
Well Everybodys hoppin’ Everybody’s boppin’
Boppin’ at the High School Hop

You shake my nerves and you rattle my brain
Too much love drives a man insane
You broke my will, but what a thrill
Goodness, gracious, great balls of fire!!

I laughed at love ’cause I thought it was funny
You came along and moooved me honey
I’ve changed my mind, this girl is fine
Goodness, gracious, great balls of fire!!

Kiss me baby, ooooh it feels good
Hold me baby, wellllll you’re gonna let me love you like a lover should
Your fine, so kind
Got to tell this world that your mine mine mine mine
I chew my nails and then I twiddle my thumbs
I’m real nervous, but it sure is fun
C´mon baby, you’re drivin’ my crazy
Goodness, gracious, great balls of fire!!

Wellllll
Kiss me baby, ooooh it feels good
Hold me baby,
let me love you like a lover should
Your fine, so kind
Got to tell this world that your mine mine mine mine
I chew my nails and then I twiddle my thumbs
I’m real nervous, but it sure is fun
C´mon baby, you’re drivin’ my crazy
Goodness, gracious, great balls of fire!!

Discografía

 

Jerry Lee Lewis

(nacido el 29 de septiembre de 1935) es un pianista y cantante pionero del rock and roll estadounidense.

Nació en Ferriday, Louisiana. Pronto mostró un talento natural al piano. Aunque pobres, sus padres hipotecaron la casa para comprarle un piano. Al igual que Elvis Presley, creció cantando música gospel en las iglesias pentecostales del sur. Empezó a tocar el piano a muy temprana edad en su iglesia, y en 1950 empezó a asistir a una escuela de lectura de la biblia de Texas, pero fue expulsado por, entre otras cosas, tocar en la iglesia himnos religiosos en versión rock and roll como My God is real y fugarse a Dallas a fiestas y prostíbulos.

En sus primeros años de adolescencia concurria a los llamados Ghettos (Barrios marginales) a escuchar a auténticas leyendas del blues. Aderezó su interés y empezó a tocar en garitos de mala reputación, ocultándoselo a sus padres, adquiriendo así experiencia y afianzandose económicamente. Entre estos hechos y la vida familiar religiosa se empezó a formar la personalidad de Lewis.

En 1954 grabó su primer disco, dejando atrás la música religiosa, pero llevando su sonido y su talento al piano a la música que se estaba desarrollando en esos tiempos. En 1957 Lewis se unió a Sam Phillips en su estudio Sun Records de Memphis, Tennessee. Elvis Presley, Roy Orbison, Carl Perkins y Johnny Cash también empezaron sus carreras en Sun Studios en esa misma época.

La primera grabación de Lewis en los estudios Sun fue una versión de la balada country Crazy Arms. En 1957, su piano y el sonido de rock de Whole Lotta Shakin' Goin' On le impulsaron a una fama internacional. Pronto le siguió Great Balls Of Fire, que se convertiría en su mayor éxito.

La vida personal de Lewis fue siempre turbulenta, pero mantenida en privado hasta que en la gira de 1958 por Gran Bretaña la prensa descubrió que la tercera mujer de Lewis Myra Gale Brown, el gran amor de su vida, era su prima segunda. La situación causó el mayor de los escándalos públicos y la gira fue cancelada después de solo tres conciertos.

El escándalo siguió a Lewis hasta Estados Unidos y como resultado de ello, fue casi apartado de la escena musical. Su único éxito durante este periodo fue una versión del What'd I Say de Ray Charles en 1962. Su popularidad se recuperó un poco en Europa (especialmente en Gran Bretaña y Alemania) hacia mediados de los años 1960, pero el éxito le eludió en Estados Unidos. En 1964, Jerry hace el concierto " Live at Star Club ". Después de más de una década tocando rock and roll, en 1968 Lewis se enfocó casi exclusivamente en la música country & western con éxito, con muchas canciones topando las listas. Aunque volvió a hacer giras en cuyos conciertos se agotaban las entradas, nunca conseguiría alcanzar las alturas del éxito que tuvo antes de aquel escándalo, a pesar del gran éxito internacional de Chantilly Lace, en 1973.

Rodeado por problemas de drogas y alcohol, la tragedia golpeó su vida cuando su hijo de 19 años, Jerry Lee Lewis Jr., murió en un accidente de tráfico en 1973. El comportamiento errático de Lewis durante la última parte de la década de los años 1970 le condujo a una larga hospitalización, y en realidad estuvo cerca de morir debido a una úlcera sangrante. Poco después de esto, su cuarta mujer se ahogó en una piscina en sospechosas circunstancias; y poco más de un año después, su quinta mujer fue encontrada muerta en su casa de una sobredosis de metadona. Jerry Lee Lewis, también adicto a las drogas, decidió internarse de propia voluntad en la clínica de desintoxicación Betty Ford.

Mientras celebraba su 41º cumpleaños en 1976, Lewis empezó a jugar con una Magnum del calibre 357. Más tarde se intentaría disculpar diciendo que pensaba que estaba descargada. Lo cierto es que, apuntando al bajista de su grupo, Butch Owens, apretó el gatillo. La pistola estaba cargada y Lewis disparó a Owens en el pecho. Owens sobrevivió, milagrosamente.

En 1989, una película basada en los primeros años de su carrera titulada Great Balls of Fire! (traducida al español como Gran bola de fuego o Bolas de fuego) atrajo sobre él la mirada del público. El film estaba basado en el libro de la ex-esposa de Lewis, Myra, y protagonizado por Dennis Quaid haciendo de Lewis, y por Winona Ryder y Alec Baldwin.

La ruina pública de su primo, el evangelista de televisión Jimmy Swaggart, no hizo más que aumentar la publicidad negativa de una ya muy problemática familia. Swaggart es también un pianista, como su otro primo, la estrella del country Mickey Gilley. La hermana de Jerry Lee, Linda Gail Lewis, también es una pianista, y ha grabado algunas canciones con Van Morrison.

A pesar de sus problemas personales, su talento musical es incuestionable. Apodado "The Killer" ("El Asesino") por su poderosa voz y su manera de tocar el piano en el escenario, ha sido descrito por su compañero Roy Orbison como el cantante más salvaje de la historia de la música rock. En 1986 Jerry Lee Lewis formó parte del primer grupo incluido en el Rock and Roll Hall of Fame, siendo el primer artista introducido en ese Salón de la Fama.

Después de varios años sin pisar un estudio, Lewis planeaba sacar un nuevo álbum en 2004, pero no fue así.

Finalmente, el disco salió el 26 de septiembre de 2006 con el título de "Last Man Standing". El cual incluye 21 duetos con las primeras estrellas, leyendas del panorama musical, desde Mick Jagger, Jimmy Page, Bruce Springsteen, Ringo Starr, Neil Young a Keith Richard, BB King y a Buddy Guy.

Discografíay Sencillos

  • Crazy Arms (Dic-56)
  • Whole Lotta Shakin'Goin' On (Mar-57)
  • Great Balls of Fire (Nov-57)
  • You Win Again (Nov-57)
  • Breathless (Feb-58)
  • High School Confidential (Abr-58)
  • The Return of Jerry Lee (Jun-58)
  • Break Up (Ago-58)
  • I'll Make It All Up To You (Ago-58)
  • I'll Sail My Ship Alone (Nov-58)
  • Lovin' Up A Storm (Feb-59)
  • Let's Talk About Us (Jun-59)
  • Little Queenie (Sep-59)
  • Old Black Joe (Mar-60)
  • Hang Up My Rock'n'Roll Shoes (Ago-60)
  • In The Mood (Ago-60)
  • When I Get Paid (Nov-60)
  • What'D I Say (Feb-61)
  • It Won't Happen With Me (May-61)
  • Save The Last Dance For Me (Sep-61)
  • Money (Nov-61)
  • I've Been Twistin' (Ene-62)
  • Sweet Little Sixteen (Jul-62)
  • Good Golly Miss Molly (Nov-62)
  • Teenage Letter (Abr-63)
  • Hit The Road, Jack (Oct-63)
  • I`M On Fire (Feb-64)
  • She Was My Baby (Jun-64)
  • High Heel Sneakers (Sep-64)
  • Baby, Hold Me Close (Ene-65)
  • Carry Me Back To Old Virginia [SUN] (Mar-65)
  • Rockin' Pneumonia & The Boogie-Woogie Flu (Jun-65)
  • Green Green Grass Of Home (Sep-65)
  • Sticks & Stones (Mar-66)
  • Memphis Beat (Ago-66)
  • It's A Hang Up Baby (Jun-67)
  • Turn On Your Love Light (Sep-67)
  • Another Place, Another Time (Feb-68)
  • What's Made Milwaukee Famous (May-68)
  • She Still Comes Around (Sep-68)
  • Don`t Let Me Cross Over (Abr-69)
  • One Has My Name (Abr-69)
  • Invitation To Your Party (Sun) (1969)
  • She Even Woke Me Up To Say Goodbye (Sep-69)
  • One Minute Past Eternity (Sun) (1969)
  • Roll Over Beethoven (Nov-69)
  • Once More With Feeling (Dic-69)
  • I Can`T Seem To Say Goodbye (Sun) (1970)
  • There Must Be Mor To Love (Jul-70)
  • Waiting For A Train (Sun) (1970)
  • Before The Snow Falls (1970)
  • I Can't Have A Merry Christmas, Mary (Without You) (Nov-70)
  • Touching Home (1971)
  • Love On Broadway (Sun) (1971)
  • When He Walks On You (1971)
  • Would You Take Another Chance on Me (Oct-71)
  • Me & Bobby Mcgee (Oct-71)
  • Chantilly Lace (Feb-72)
  • Lonely Weekends (May-72)
  • Me & Jesus (Jun-72)
  • Who's Gonna Play This Old Piano (Sep-72)
  • No More Hanging On (Ene-73)
  • Drinkin Wine Spoo-Dee-O-Dee (Feb-73)
  • No Headstone On My Grave (1973)
  • Sometimes A Mermory Ain't Enough (Ago-73)
  • Falling To The Bottom (1973)
  • Just A Little Bit (1974)
  • Tell Tale Sign (May-74)
  • He Can't Fill My Shoes (Sep-74)
  • I Can Still Hear The Music In The Restroom (Ene-75)
  • Boogie Woogie Country Man (May-75)
  • A Damn Good Country Song (Oct-75)
  • Don't Boogie Woogie (Ene-76)
  • Let's Put It Back Together Again (Jun-76)
  • The Closest Thing To You (Nov-76)
  • Middle Age Crazy (Oct-77)
  • Come On In (Feb-78)
  • I`ll Find It Where I Can (May-78)

 

 

 

Comentarios
Añadir nuevo Buscar RSS
+/-
Escribir comentario
Nombre:
Email:
 
Website:
Título:
Código UBB:
[b] [i] [u] [url] [quote] [code] [img] 
 
 
:angry::0:confused::cheer:B):evil::silly::dry::lol::kiss::D:pinch:
:(:shock::X:side::):P:unsure::woohoo::huh::whistle:;):s
:!::?::idea::arrow:
 

3.21 Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
Destacamos

Registrandote podras acceder a cursos de Musica y Produccion Musical, tutoriales, libros Esotericos, Misticos y de Ciencias, y cosas varias.

 
Encuestas
La Música De Los Viejos Rockeros Sigue Viva Todavia?
 
Artistas
Duos-Trios
Grupos-Bandas
Cantantes
Organistas-Cantantes
Vins Martí
Letras

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Pioneros del Rock
Bill Halley
Buddy Holly
Carl Perkins
Chuck Berry
Eddie Cochran
Elvis Presley
Gene Vincent
The Everly Brothers
Roy Orbison
Fats Domino
Jerry Lee Lewis
Little Richard
ROCKERS
Sonny Burgess
Bo Diddley
Ricky Nelson
Sleepy LaBeef
Johnny Burnette
Conway Twitty
Hay %s invitado en línea

Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates
Libro de Visitas, Guestbook

Contactar por E-mail